Los mejores trucos para para preparar un sabroso pescado al horno

Conseguir que un pescado al horno nos quede perfecto no es fácil. Por eso vamos a contarte qué temperatura aplicar, cuáles son los tiempos de cocinado, cómo saber si está en su punto o con qué acompañarlo entre otras cosas. Sigue nuestros consejos y tu pescado al horno quedará perfecto.

Una de las técnicas de cocción más saludables es la cocina al horno. Gracias a cómo se transmite el calor dentro del horno, siempre de forma controlada, los alimentos se cocinan sin perder muchas de sus propiedades nutricionales. Aunque cada alimento requiere una temperatura diferente, cocinar al horno a baja temperatura permite que los alimentos se cocinen mucho mejor, en sus propios jugos por lo que, este tipo de cocción a baja temperatura, además de ser más saludable hace que todo quede más jugoso y mucho más sabroso, pero con muchas menos calorías.

En el caso del pescado hay que tener en cuenta una serie de factores para que nuestro plato en el horno sea todo un éxito. Toma nota, te lo vamos a contar todo.

Materia prima

Para asegurarnos que nuestra receta va a triunfar lo primero y fundamental es cocinar con una materia prima de alta calidad, cada uno dentro de sus posibilidades, pero cuanto mejor y más fresco sea el pescado mejor será el resultado. El pescado debe estar bien limpio pero antes de meterlo en el horno es recomendable secarlo bien con papel de cocina.

Tiempos cortos

El pescado, normalmente, por su tipo de carne, se cocina mucho más rápido otros alimentos, por lo que no nos beneficia utilizar tiempos prolongados de cocción porque se nos quedaría muy reseco en su interior. Si nos queda poco hecho es mejor volver a introducirlo en el horno y cocinarlo un poquito más que si no queda en su punto y tener que comernos un pescado más seco que la mojama. Aunque cada horno es  un mundo, lo ideal es cocinar a 180º C unos 15 minutos por kilo de pescado.

Además, deberemos servirlo inmediatamente una vez cocinado para que no se enfríe, si queremos comer pescados fríos ya tenemos el sushi o los ceviches.

Temperatura baja

Es importante que la temperatura dentro del horno no sea muy alta para que no se nos pase y no pierda los jugos del propio pescado. Aunque todos los pescados dan buen resultado en el horno, hay pescados más grasos como la lubina, el salmón, la dorada, el besugo o la corvina que quedan especialmente ricos. Lo más saludable es cocinar siempre a un máximo de 180º. A más temperatura y mayor tiempo de cocción, más nutrientes se pierden.

Piezas del mismo tamaño

Es importante que el pescado, sea entero o en trozos, sea del mismo tamaño para que todos los pedazos se hagan por igual y el horneado sea uniforme. Aunque es mucho mejor cocinar piezas enteras para evitar que la pérdida de nutrientes sea menor.

Función vapor

Si tu horno dispone de función vapor, utilízala. La cocción es más suave y ayuda a retener toda el agua de la carne del pescado dejándolo jugoso por dentro y crujiente por fuera.

Bandeja engrasada

Tanto si utilizas una fuente o una bandeja apta para horno, debes engrasarla con un poco de aceite de oliva para evitar que el pescado se pegue a la superficie y se nos destroce al sacarlo de la fuente. Puedes proteger el pescado de esta manera o al hornearlo con su guarnición, así no tocará la fuente directamente, soltará mejor sus jugos y cogerá el sabor de la guarnición. Lo más habitual es poner un lecho de cebollas cortadas en juliana y patatas. También se pueden añadir dientes de ajo enteros y con la piel (y luego quitarlos, así darán un sabor menos fuerte), una rama de tomillo o de ajedrea, un limón partido en cuartos... También se puede regar con vino blanco a los 10 minutos de estar en el horno.

Si sigues esta serie de consejos tu pescado al horno será un éxito total. Y para que practiques te proponemos estas fáciles recetas de pescado al horno que están para chuparse los dedos:

Dorada al horno a las dos pimientas

La dorada es un pescado mediterráneo, de la misma familia que el besugo, que nos ofrece grandes satisfacciones en los fogones. Se puede preparar de numerosas formas, siendo al horno o a la sal dos de las más deliciosas. En esta receta, vamos a asarlo con dos tipos de pimienta: rosa y negra, además de romero y limón. El resultado es de lo más saludable.

Hojaldres de sardinitas con tomatitos

Dentro de la sección de canapés, aperitivos o entrantes añade esta idea en tu recetario y sorprende con ella a tus comensales. Aprovecha si encuentras sardinas frescas pequeñas, aunque si no también podrás hacer la receta con sardinillas de lata. 

Palometa con pesto de hierbas

La palometa es un pescado blanco semigraso que se puede cocinar de las formas más variadas. Aquí te proponemos un papillote que vamos a hornear con un pesto, pero no en la versión tradicional ya que no lleva albahaca ni queso Parmesano. Nuestra particular propuesta lleva piñones y le agregamos varias hierbas aromáticas, semillas y jengibre.

Salmonetes al horno con limón y eneldo

Podemos cocinar los salmonetes fritos, a la parrilla, en escabeche o al horno, forma en la que vamos a prepararlos con un poquito de limón y eneldo.

Lubina la horno en papillote y patatas

El papillote es una técnica de cocina muy saludable y cuyos resultados cocinando pescados y/o verduras son excelentes. Esta técnica consiste en envolver el alimento en papel de estraza, de horno, de aluminio o en recipientes especiales para este fin y cocinarlo al horno. El envoltorio cocinará, en este caso la lubina, al vapor en su propio jugo.

 

Más sobre

Read more