Qué es el 'bouquet garni' y para qué sirve

¿Bouquet qué...? Seguro que lo has leído en más de una receta. Se utiliza en multitud de guisos para aportarles un aroma determinado. Está compuesto por hierbas aromáticas, que pueden ser frescas o secas, y aunque se compra ya hecho, lo puedes hacer a tu gusto, eligiendo qué variedades quieres añadir

El bouquet garni nos llega de la cocina francesa y se puede traducir como 'ramillete de hierbas'. Es una mezcla de plantas aromáticas que se atan -y así no dejan rastro porque se pueden sacar una vez que hemos terminado el plato- y se incorporan en muchos guisos para darles un toque aromático y de sabor. Va muy bien con platos de carne y aves como ragús, estofados, sopas, cremas, etc.

Qué hierbas se utilizan

No hay una selección estricta de las hierbas que debe llevar un bouquet garni, aunque sí suele incorporar perejil, tomillo y laurel. Antes de hacerlo deberás decidir cuáles quieres utilizar tú, porque la variedad es inmensa: estragón, perifollo, salvia, romero, orégano, cilantro, eneldo, alabahaca, mejorana, etc. Incluso, hay quien le pone verduras que también aportan mucho sabor como el apio, el puerro o la zanahoria.

Un consejo es que tengas en cuenta la potencia de algunas hierbas: la albahaca, el romero, el tomillo o el cilantro marcan más el aroma y el sabor que el eneldo, el perejil o el laurel fresco.

Con qué se ata

Hay diferentes formas de confeccionar tu 'bouquet'. Puedes utilizar capas de puerro u hojas de laurel para envolver las hierbas seleccionadas -como si de un rollito se tratara- y atarlo con hilo de bramante, cebollino, hojas de apio... Te recomendamos que hagas doble nudo y que recortes los extremos de las hierbas para que tengan el mismo tamaño y no sobresalgan durante la cocción.

Puedes comprarlo

Además de encontrar este invento ya hecho para que lo puedas comprar y te ahorres hacerlo, también hay en el mercado diferentes utensilios para introducir las hierbas que, al estar agujereados, liberan los aromas. Suelen estar hechos de materiales resistentes al calor como la silicona, la tela o el acero inoxidable. Son ideales si vas a usar hierbas secas para que no se deshojen durante la cocción y tu guiso se llene de ellas.

Cómo hacerlo en casa

Tan sólo necesitas: 2 capas de puerro de 10-12 cm + hierbas a tu gusto + hilo de bramante

  1. Extiende una de las capas limpias de puerro.
  2. Encima coloca las hierbas (por ejemplo: 2 hojas de laurel, 3 ramitas de tomillo y 1 ramita de perejil).
  3. Cubre con la otra capa de puerro y, finalmente, enrolla con el hilo de bramante.

Fácil, ¿no? ¡Ya lo tienes listo para añadir a tus guisos!

Eso sí, no te olvides retirarlo cuando acabe la cocción.

 

Te puede interesar también:

Trucos para conservar más tiempo las hierbas aromáticas

Guía práctica para cultivar tus propias hierbas aromáticas

Superhierbas, ¿los nuevos alimentos?

Más sobre

Read more