Espuma de kaki con sirope al azafrán

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 4 horas

Número de comensales: 4

Autor: D.O.P. Kaki Ribera del Xúquer

El kaki es una fruta con textura firme y crujiente y sabor dulce, con notable por su contenido de vitaminas, antioxidantes y azúcares naturales. Es perfecta para consumir en fresco, sin más, pero también como ingrediente de postres y otros platos salados. Optamos por hacer una espuma de kaki, que vamos a acompañar con un sirope al azafrán, ¡una combinación de lo más curiosa!

espuma-kaki

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 4 horas

Número de comensales: 4

Autor: D.O.P. Kaki Ribera del Xúquer

El kaki es una fruta con textura firme y crujiente y sabor dulce, con notable por su contenido de vitaminas, antioxidantes y azúcares naturales. Es perfecta para consumir en fresco, sin más, pero también como ingrediente de postres y otros platos salados. Optamos por hacer una espuma de kaki, que vamos a acompañar con un sirope al azafrán, ¡una combinación de lo más curiosa!

Ingredientes

Para la espuma

  • 500 g caqui
  • 300 g nata montada
  • 150 g azúcar
  • 10 g gelatina (hojas)

Para el sirope de azafrán

  • 1/2 decilitros vino blanco
  • 50 g miel
  • 2 cs zumo de limón
  • 1 cc azafrán

Preparación

  • Ponemos a remojo las hojas de gelatina.
  • Trituramos el kaki, lo colamos y reservamos el liquido.
  • Disolvemos la gelatina con el zumo de limón y 2 cucharadas de agua, añadimos el azúcar y la nata montada con movimientos envolventes.
  • Volcamos la mezcla en un molde de silicona, o moldes individuales, metemos en el frigorífico y dejamos enfriar un mínimo 4 horas en el frigorífico.
  • Desmoldamos y si lo hemos hecho en un molde grande, lo cortamos con cuidado en porciones.
  • Para hacer el sirope, ponemos a hervir el vino blanco, la miel, el zumo de limón y el azafrán y cocemos hasta que reduzca y tenga textura de sirope.

Presentación

  • Una vez desmoldada, regamos la espuma con el sirope y podemos adornar con kaki cristalizado con azúcar y con algunas bolas de kaki caramelizado, frambuesas o cualquier fruto rojo.