Pastel de patatas gratinadas

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 50 minutos

Número de comensales: 6

Autor: ¡Hola! Cocina

La patata es uno de esos ingredientes comodín que interviene prácticamente en todas las cocinas del mundo: asadas, al vapor, fritas... se toman como guarnición pero también pueden constituir un plato independiente por sí solas, como en este caso. Una receta tan sencilla como sabrosa que hasta los menos cocinillas podrán preparar sin problemas dada su sencillez.

pastel-patata

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 50 minutos 50 minutos

Número de comensales: 6

Autor: ¡Hola! Cocina

La patata es uno de esos ingredientes comodín que interviene prácticamente en todas las cocinas del mundo: asadas, al vapor, fritas... se toman como guarnición pero también pueden constituir un plato independiente por sí solas, como en este caso. Una receta tan sencilla como sabrosa que hasta los menos cocinillas podrán preparar sin problemas dada su sencillez.

Ingredientes

  • 700 g patatas
  • 200 ml nata para cocinar
  • 4 cs mantequilla
  • 1 ud chalotas
  • 50 ml leche
  • 1 pizcas nuez moscada (opcional)
  • 100 g queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

  • Pela las patatas y corta en rodajas finas.
  • Pela y pica la chalota fina. Mezcla la nata con la sal y la pimienta.
  • Saltea la chalota con la mantequilla -también puedes hacerlo con un buen aceite de oliva-.
  • Añade la nata y la leche y da un pequeño hervor. Salpimenta y añade una pizca de nuez moscada.
  • Unta una fuente de horno con mantequilla y coloca las patatas ordenadas por capas. Agrega la leche y la nata por encima. Introduce en el horno, aproximadamente, durante 45 minutos o hasta que estén tiernas las patatas. Podemos comprobarlo pinchando con un tenedor o con un palo de brocheta.
  • Unos 5-10 minutos antes del final de la cocción, espolvorea con queso rallado y gratina.
  • Corta en porciones y sirve.

Consejos

  • Como variante, puedes añadir puerro partido en juliana y salteado entre las capas de la patata.
  • Otra alternativa sería añadir gorgonzola u otro queso azul desmenuzado con las manos entre las capas de la patata.
  • Se puede tomar como plato único, pero recuerda que si se corta en porciones o con aro pastelero te servirá de vistosa guarnición.