Huevos revueltos con espárragos trigueros y calabacín

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Número de comensales: 2

Número de raciones: 2

Tipo de receta: Baja Caloría

Autor: ¡HOLA! Cocina

Un revuelto de tortilla es un básico de cualquier cena ligera, pero puede llegar a aburrirnos si no sabemos darle una vuelta con otros ingredientes. Lo mejor es añadirle un par de verduras -en este caso, calabacín y espárragos trigueros-, y una lata de atún, un poco de salmón o algo de queso que, al derretirse, nos dará un resultado más cremoso.

huevos-revueltos-esparragos

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 20 minutos 20 minutos

Número de comensales: 2

Número de raciones: 2

Tipo de receta: Baja Caloría

Autor: ¡HOLA! Cocina

Un revuelto de tortilla es un básico de cualquier cena ligera, pero puede llegar a aburrirnos si no sabemos darle una vuelta con otros ingredientes. Lo mejor es añadirle un par de verduras -en este caso, calabacín y espárragos trigueros-, y una lata de atún, un poco de salmón o algo de queso que, al derretirse, nos dará un resultado más cremoso.

Ingredientes

  • 1 ud calabacín
  • 250 g espárragos verdes trigueros
  • 3 cs aceite de oliva virgen extra
  • 3 ud huevos
  • 1 cs queso rallado
  • 1 cs cebollino picado
  • 2 rebanadas pan integral
  • Sal
  • Pimienta blanca

Preparación

  • Lavamos el calabacín y lo cortamos en pequeños dados. Partimos los espárragos trigueros también en pequeños trozos y los lavamos.
  • En una sartén, calentamos una cucharada de aceite de oliva y rehogamos las verduras durante unos 5 o 6 minutos. Las escurrimos, para que pierdan el exceso de aceite, y las dejamos enfríar.
  • Batimos los huevos con el queso rallado. Agregamos las verduras anteriores, salpimentamos bien y revolvemos.
  • De nuevo, en una sartén, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva, vertemos la mezcla y vamos revolviendo a fuego lento. No queremos que nos llegue a cuajar en forma de tortilla.
  • Retiramos cuando la textura nos guste y servimos sobre las rebanadas de pan integral, espolvoreando un poco de cebollino picado por encima.