Risotto con gambas y mejillones

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 40 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

El risotto es una de las formas más tradicionales de cocinar el arroz en Italia. La clave es dejar una textura al dente pero a la vez cremosa y es una receta que se puede hacer con multitud de ingredientes tanto vegetales, como cárnicos o del mar. En esta receta, os queremos animar a que preparéis un risotto con gambas y mejillones.

risotto-age

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 40 minutos 40 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

El risotto es una de las formas más tradicionales de cocinar el arroz en Italia. La clave es dejar una textura al dente pero a la vez cremosa y es una receta que se puede hacer con multitud de ingredientes tanto vegetales, como cárnicos o del mar. En esta receta, os queremos animar a que preparéis un risotto con gambas y mejillones.

Ingredientes

  • 350 g arroz arbóreo
  • 300 g mejillones frescos
  • 200 g gambas
  • 1 ud cebolleta
  • 1 cuña queso parmesano
  • 1 chorrito vino blanco
  • 1 cs mantequilla
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Rúcula para decorar

Preparación

  • Pela las gambas y pon a cocer las cáscaras, las cabezas y los mejillones.
  • Deja cociendo 4 minutos desde que rompa a hervir.
  • Cuela el caldo, reserva, y saca los mejillones de las cáscaras con cuidado de no quemarte.
  • Pela, pica y rehoga en una cazuela la cebolleta con un poco de aceite.
  • Agrega el arroz y la mantequilla y rehoga ligeramente.
  • Incorpora el vino blanco, deja que evapore el alcohol y añade una taza del caldo hecho con los mejillones y las gambas.
  • Removemos para que se consuma y vamos añadiendo caldo y removiendo para que se cocine el arroz.
  • Cuando el arroz haya absorbido todo el caldo, retiramos del fuego y añadimos 1 cucharada más de mantequilla rallamos el queso parmesano, removiendo para que se mezclen bien y se fundan con el arroz.
  • El objetivo es que nos quede un arroz cremoso y sin caldo.
  • Añade las gambas y los mejillones unos minutos antes de acabar la cocción.
  • Sírvelo con unas hojitas de rúcula.