Hojaldre de gambas con setas y jamón

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 30 minutos

Número de comensales: 6

Autor: ¡Hola! Cocina

El hojaldre es una masa de harina y grasa que se divide en muchas capas, resultantes de las veces que se dobla al estirarlo. Puedes animarte a hacerlo en casa, pero lo cierto es que es bastante laborioso. Compramos uno ya preparado para esta receta, en la que vamos a hacer un relleno de gambas, con setas y jamón. Vendría a ser como un pastel salado o una empanada.

hojaldregambas-setas

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 30 minutos 30 minutos

Número de comensales: 6

Autor: ¡Hola! Cocina

El hojaldre es una masa de harina y grasa que se divide en muchas capas, resultantes de las veces que se dobla al estirarlo. Puedes animarte a hacerlo en casa, pero lo cierto es que es bastante laborioso. Compramos uno ya preparado para esta receta, en la que vamos a hacer un relleno de gambas, con setas y jamón. Vendría a ser como un pastel salado o una empanada.

Ingredientes

  • 2 láminas masa de hojaldre (250 g cada una)
  • 150 g gambas
  • 100 g jamón serrano en lonchas finas
  • 250 g setas de cardo
  • 2 ud cebolleta
  • 1 ud huevos
  • 2 cs aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • hojas rúcula

Preparación

  • Extendemos las láminas de hojaldre sobre la mesa de trabajo y cortamos un rectángulo de 35 x 25 cm de cada una.
  • Precalentamos el horno a 210°C.
  • Pelamos las gambas y reservamos.
  • Cortamos las lonchas de jamón en pequeñas lascas.
  • Limpiamos y troceamos las setas.
  • Pelamos y picamos las cebolletas.
  • Calentamos el aceite de oliva en una sartén y pochamos la cebolla durante 5 minutos, hasta que esté transparente.
  • Dejamos que se enfríe un poco y la extendemos sobre uno de los rectángulos de hojaldre dejando libre un borde de 2,5 cm.
  • Salpimentamos y colocamos por encima formando capas las lascas de jamón, las setas troceadas y las gambas peladas.
  • Humedecemos con agua los bordes libres del hojaldre.
  • Cubrimos con el otro rectángulo y presionamos los bordes para que quede bien sellado.
  • Batimos el huevo y, con ayuda de una brocha, pincelamos con él la superficie.
  • Metemos al horno a 210°C entre 20 y 25 minutos, hasta que se dore la superficie.
  • Sacamos del horno y dejamos que se enfríe un poco.
  • Cortamos en porciones, repartimos en los platos y acompañamos con unas hojas de rúcula.