Leche frita

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 35 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

La leche frita es uno de los postres más tradicionales del recetario tradicional español que se compone de harina de maíz cocida con leche y azúcar hasta que espesa, cortándose la masa resultante en porciones que se fríen. Se sirve espolvoreada con azúcar y canela. Vamos a conocer el paso a paso de este dulce.

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 35 minutos 35 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

La leche frita es uno de los postres más tradicionales del recetario tradicional español que se compone de harina de maíz cocida con leche y azúcar hasta que espesa, cortándose la masa resultante en porciones que se fríen. Se sirve espolvoreada con azúcar y canela. Vamos a conocer el paso a paso de este dulce.

Ingredientes

  • 1 l leche entera
  • 7 cs harina
  • 3 cs harina de maíz refinada
  • 100 g azúcar
  • 1 ud canela en rama
  • 2 ud huevos
  • 20 g mantequilla
  • Aceite de oliva para freír
  • Azúcar para rebozar
  • Grosellas y hojas de menta para decorar

Preparación

  • Engrasa con la mantequilla una fuente rectangular de 20 x 25 cm.
  • Echa en un cuenco la harina refinada de maíz, la mitad de la harina y el azúcar.
  • Añade 250 ml de leche y mezcla todo bien.
  • Deja reposar 10 minutos.
  • Calienta a fuego bajo el resto de la leche en una cazuela con la rama de canela y retira del fuego al primer hervor.
  • Vierte en hilo fino sobre la mezcla de harina y azúcar, removiendo continuamente; vuelve a poner al fuego y calienta todo 10 minutos a fuego muy bajo sin dejar de remover.
  • Vuelca sobre la fuente engrasada al principio y deja enfriar del todo.
  • A continuación, calienta abundante aceite de oliva en una sartén.
  • Corta rectángulos de 6 x 4 cm de la masa de la fuente.
  • Bate los huevos restantes y echa la harina que nos queda en un plato hondo.
  • Pasa los rectángulos por la harina y el huevo batido y fríe en el aceite bien caliente 1 minutos por cada lado, hasta que se doren.
  • Escurre sobre papel absorbente.
  • Reboza los rectángulos de leche frita en azúcar, sirve en una fuente, decora con unas grosellas y unas hojas de menta y ¡listo!