Alimentación saludable y segura: ¿qué pautas debo seguir?

Con unos gestos muy sencillos es posible evitar enfermedades derivadas del consumo de alimentos insalubres. Aprovechamos el ‘Día Mundial de la Salud’ para recordarte algunas de esas pautas a seguir.

Cada año el ‘Día Mundial de la Salud’ (cuya fecha de celebración es hoy, 7 de abril) gira en torno a un argumento o idea diferente. Este año, el tema elegido ha sido la inocuidad de los alimentos. Y es que, según las estadísticas, unos dos millones de personas (en su mayoría niños) mueren al año en el mundo debido a problemas derivados del consumo de alimentos insalubres.

En lo que respecta a España, La Unión Europea nos proporciona máximas garantías sobre la inocuidad de los alimentos que consumimos (cosa que, por desgracia, no ocurre en gran parte de países del mundo).

Asímismo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) promueve esfuerzos para mejorar esa seguridad alimentaria en todas las fases de la cadena, desde la granja hasta la mesa. ¿Qué es lo que podemos hacer nosotros como consumidores para minimizar al máximo el riesgo de posibles intoxicaciones? Éstas son algunas pautas básicas:

-Aunque suene un poco a ‘perogrullo’ nunca está de más recordar que es fundamental lavarse bien las manos con agua caliente y jabón antes de preparar los alimentos (especialmente después de ir al baño o tocar animales domésticos), así como limpiar muy bien los utensilios y superficies que contacten con los alimentos antes y después de usarlos.

-También habrá que lavar bien los alimentos que se vayan a consumir crudos (verduras y frutas que se coman con piel). Se puede añadir al agua usada para lavar las verduras tres o cuatro gotas de lejía especial para desinfectar alimentos.

-Para evitar la llamada ‘contaminación cruzada’ que se produce cuando se propagan microorganismos de un producto alimenticio a otro es muy importante colocar en el frigorífico los alimentos frescos separados de los que están ya preparados para ser consumidos.

-Asimismo, no se deben usar los mismos utensilios (platos, tablas de cortar, cubiertos) para alimentos cocinados y crudos.

-Si se usa el microondas para cocinar o calentar alimentos, hay que cubrirlos para impedir que queden zonas frías donde puedan sobrevivir los microorganismos.

-No descongelar los alimentos a temperatura ambiente, se deben descongelar en el frigorífico o en el microondas.

-Cuando se descongele un producto se debe cocinar lo antes posible y nunca se debe volver a congelar un alimento que se haya descongelado previamente.

-No hay que llenar demasiado el frigorífico (para permitir una circulación apropiada del aire frío que mantenga los alimentos en buen estado de conservación) y mantenerlo siempre limpio.

Más sobre