portada-solomillo

Saca el máximo partido al solomillo de cerdo

Es una de las carnes más socorridas que encontramos en el mercado. Nutritiva y asequible, el solomillo te ofrece muchísimo juego en la cocina. Descubre las particularidades de esta pieza y cómo cocinarla de varias maneras distintas

El solomillo es una de las piezas más agradecidas porque tiene mucho aprovechamiento, y, en el caso del cerdo blanco, es bastante asequible. Tiene un sabor exquisito y poca grasa, es muy tierno y se puede preparar de infinitas maneras. Entero, en medallones, picado... asado, a la plancha, cocinado a baja temperatura, a la parrilla... es uno de esos auténticos ases en tus fogones. Puedes optar también por el de cerdo ibérico, que es una carne algo más cara, pero también tiene el plus de la jugosidad por su grasa infiltrada. Y, claro, también hay solomillo de pavo, pollo, etc.

El solomillo de cerdo es uno de los cortes más consumidos, un músculo largo y estrecho que se localiza en la parte lumbar del animal, entre las costillas inferiores y la columna, encima de los riñones y en la parte inferior del lomo bajo (de ahí su nombre: so-lomillo).

Se puede cocinar entera al horno con ricas salsas o deliciosas guarniciones. Pero también es ideal para hacer a la plancha o a la brasa cortándola en medallones y queda de lujo si lo adobas previamente con aceite, algún licor, especias y/o hierbas aromáticas. Es una carne que, con la cocción, tiende a quedar seca por lo que es recomendable agregarle ingredientes que le aporten jugosidad: salsas, verduras, caldo, vino, purés...

Hemos seleccionado 7 maneras distintas de prepararlo. Tienes solomillo de cerdo para rato... tanto blanco como ibérico, con distintas técnicas, salsas, guarniciones... y te garantizamos que todas están de auténtico escándalo, para comer cualquier día o para sorprender a tus comensales un día de fiesta.

Paso a paso: solomillo de cerdo relleno de frutas secas

Esta es una de esas opciones que aportan jugosidad al solomillo. El relleno de frutas secas ayuda a que esta carne se reseque menos en el horno.

Solomillo de cerdo relleno de frutas secasVER RECETA

Paso a paso: solomillo de cerdo ibérico con pastel de patata y manzana

Optamos por solomillo de cerdo ibérico para esta receta, que acompañamos con una salsa de manzana y un pastel hecho con esta fruta y con patata.

Solomillo de cerdo ibérico con pastel de patata y manzanaVER RECETA

Paso a paso: solomillo de cerdo al roquefort

La salsa de queso roquefort es un clásico para acompañar todo tipo de carnes. A este solomillo de cerdo, además, le ponemos unas peras salteaditas como guarnición.

Solomillo de cerdo al roquefort con peraVER RECETA

Paso a paso: pinchitos de solomillo de cerdo y calabacín

¿Y por qué no transformar nuestro solomillo de cerdo en un aperitivo? Te proponemos hacerlo con calabacín, queso de cabra y arándanos, ¡una combinación absolutamente ganadora!

Pinchitos de solomillo de cerdo y calabacinVER RECETA

Paso a paso: solomillo Wellington de cerdo con champiñones

El solomillo envuelto en hojaldre y recubierto de champiñón y paté también es una magnífica opción para esta saludable y sabrosa carne.

Solomillo Wellington de cerdo con champiñonesVER RECETA

Paso a paso: solomillo de cerdo con corteza de mostaza y puré de patatas con limón

Especias y hierbas aromáticas son magníficos compañeros de viaje del solomillo de cerdo. En este caso, le ponemos una corteza de mostaza y lo servimos con un puré de patata aromatizado con limón.

Solomillo de cerdo con corteza de mostaza y puré de patatas con limónVER RECETA

Paso a paso: solomillo de cerdo a la naranja

El aporte dulce de la salsa de naranja es otra manera infalible de cocinar esta carne. Te mostramos cómo hacerlo en la siguiente receta. La guarnición se la pones tú.

Solomillo de cerdo a la naranjaVER RECETA

Más sobre

Read more