portada

Del humus más clásico, con garbanzos, a los más originales, con otros ingredientes

Este clásico entrante originario de Oriente Medio llegó hace tiempo para quedarse entre nosotros. Es nutritivo, delicioso y muy sencillo de preparar. El clásico lleva garbanzos cocidos pero te mostramos cómo hacerlo con otros muchos ingredientes para darle un sabor, una textura y un color únicos

Pese a que es una receta muy antigua, cuyo origen algunos historiadores sitúan en el Antiguo Egipto -libaneses e israelíes se disputan la autoría del humus-, desde hace unos años llegó a nuestra cocina para quedarse. Está muy extendida, no sólo en los países árabes de Oriente Medio, sino en numerosos rincones del planeta. Nos ha ganado su sabor, su textura, lo fácil que es prepararla y lo nutritiva que es. Al no llevar ningún ingrediente de origen animal, es muy habitual en las dietas vegana y vegetariana.

Ingredientes del humus

Esta preparación, a base de garbanzos cocidos (de hecho, la palabra humus significa garbanzo-, pasta de sésamo -conocida como tahini o tahina-, ajo, aceite de oliva, zumo de limón y sal), se toma como aperitivo, entrante o guarnición de otros platos. Estos serían los ingredientes básicos del humus -o hummus- más tradicional. Lo puedes terminar con pimentón, comino o alcaravea y un chorro de buen aceite de oliva virgen extra. Suele servirse acompañado con pan de pita para mojar en él, pero otra opción es tomarlo con chips o bastones de verduras crudas -los famosos crudités-, encurtidos, frutos secos...

El garbanzo y el tahini, ingredientes principales del humus

Si optas por cocer los garbanzos -también valen en conserva y te ahorras bastante tiempo-, reserva un poco del agua de cocción para añadirsela cuando los tritures junto al resto de elementos y conseguir así una textura más cremosa. Aunque hay quien prefiere una pasta más tosca y menos triturada. Hoy, se prepara con batidora, pero en sus orígenes -y en algunos lugares se sigue haciendo así-, se hacía a mano, con tenedor o mortero.

Elige unos garbanzos de calidad porque influirá mucho en la untuosidad y finura de la pasta final y tritura o aplasta junto al resto de ingredientes. El aceite de oliva -igualmente, usa uno bueno- también te ayudará a graduar la textura del humus.

No puede faltar en esta especie de paté la pasta tahini, que son semillas de sésamo o ajonjolí trituradas. No te excedas con la cantidad porque tiene un sabor muy potente. Se compra ya hecha pero si te animas, puedes prepararla en casa triturando las semillas hasta obtener un puré y añadiendo un poco de aceite para darle una consistencia más cremosa.

9 recetas de humus, ¡sí, 9!

Te mostramos la receta tradicional, pero también otras cuantas opciones, con o sin garbanzos, con otras legumbres, con algunos vegetales como remolacha, aguacate, kale o berenjena o también con determinadas hierbas aromáticas frescas como protagonistas -albahaca... pero puedes optar por menta, salvia, hierbabuena... mejor que sean de hoja blanda y grande-. Elige la que más te atraiga aunque te recomendamos que vayas probando todas.

La receta tradicional de humus

Nunca pasará de moda y siempre será un clásico que ya hemos incorporado a nuestra cocina. Un buen humus tradicional, con sus garbanzos, su ajo, su pasta de sésamo, su aceite de oliva y su sal es un triunfo seguro.

Paso a paso: humus casero tradicional

Humus tradicionalVER RECETA

Humus de aguacate

Esta fruta, por su untuosidad y su sabor, es perfecta para preparar alternativas al humus clásico que convertirás en habituales de tus aperitivos. Ahi van 3 recetas distintas para darle un toque distinto a este plato.

Paso a paso: humus de aguacate y anacardo

Humus de aguacate y anacardosVER RECETA

Paso a paso: humus de aguacate y mango con batata asada

Humus de aguacate y mango con batata asadaVER RECETA

Paso a paso: 'guacahummus'

GuacahummusVER RECETA

De berenjenas

Otro de los vegetales que más presente está en la cocina de varios países árabes es la berenjena. La asamos para triturarla junto a los ingredientes habituales del humus clásico.

Paso a paso: humus de berenjenas con pasta de sésamo

Humus de berenjena con pasta de sésamoVER RECETA

De remolacha

Además de un precioso color, la remolacha le da un toque dulce muy especial e inconfundible a esta pasta, que puedes acompañar con triángulos de pan de pita fritos o al horno.

Paso a paso: humus de remolacha

Hummus de remolacha VER RECETA

De hierbas aromáticas

Puedes agregar cualquier hierba aromática fresca al humus. En este caso, fusionamos dos conceptos: el del humus y el de la salsa pesto, porque a la receta clásica, le añadimos albahaca y piñones.

Paso a paso: humus de albahaca

Hummus de albahacaVER RECETA

Con otras legumbres

Aunque el ingrediente principal del humus son los garbanzos cocidos, podemos optar por hacerlo con otras legumbre cocidas como lentejas o, como en este caso, judías.

Paso a paso: humus de judías blancas y tomate seco

Hummus de judías blancas y tomate-secoVER RECETA

Con otros vegetales

También le van bien numerosos vegetales, tanto en crudo como cocidos: zanahoria, acelgas, espinacas, pimiento... aunque elegimos kale para darle ese toque original de sabor, color y textura.

Paso a paso: humus de kale

Humus de kaleVER RECETA

Más sobre

Read more