Ideas para rellenar una 'pizza calzone'

Para clásicos, valientes y golosos. Se pueden encontrar decenas de ingredientes en el interior de esta deliciosa masa de la gastronomía italiana

No cabe duda de que la cocina italiana es una de las que más amantes tiene en todo el planeta. Pocas son las papilas gustativas que se resisten a los manjares de esta gastronomía en la que destacan platos tan exquisitos como la pasta, el risotto y, por supuesto, la pizza. Aunque existen infinidad de versiones, la clásica pizza redonda comparte parte de su 'reinado' con su acutalización más tradicional: el calzone, una masa completamente cerrada en sí misma especialmente presente en la gastronomía de Campania y Apulia. Si quieres darle una oportunidad a este plato napolitano, aprende a elaborar la masa y prueba alguno de los infinitos rellenos que podemos encontrar en su interior.

calzone de espinacasVER GALERÍA

Leer: Sorprendentes y deliciosas pizzas con bases muy distintas
 

¿Cómo hacer la masa?
 

Ingredientes:

  • 500 g de harina
  • 250 g de agua tibia
  • 15 g de levadura fresca
  • 1 huevo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  • En un bol, diluir la levadura fresca en el agua
  • Una vez diluida, mezclar con el resto de ingredientes
  • Sobre una superficie fresca y ligeramente aceitada, amasar fuertemente la masa durante 5-10 minutos
  • Dejar reposar durante una hora aproximadamente, hasta que haya doblado el volumen
  • Una vez que esté fermentada, volver a amasar para liberarla del aire formado y estirar con ayuda de un rodillo
  • Dar a la masa una forma redondeada con unos centímetros de grosor e introducir el relleno
  • Humedecer los bordes con agua y cubrir con la otra parte de la masa apretando bien los bordes. El resultado debe ser una media luna
  • Pintar el calzone con huevo batido y cocinar en el horno, previamente precalentado a 220 grados, durante 10 minutos, hasta que esté crujiente por fuera y jugosa por dentro.
     

Rellenos para los más clásicos

El calzone es un plato estrella en el que poder reflejar los abundantes olores y sabores de la gastronomía de Italia. Se pueden idear cientos y cientos de recetas, pero nunca debe faltar la más clásica: el calzone al estilo napolitano, que cuenta con un relleno sencillo, pero muy sabroso, que gustará a grandes y pequeños. Basta con combinar diferentes quesos (ricotta, parmesano y mozzarella), jamón cocido, tomate y albahaca fresca.  

Otra de las opciones más tradicionales que nunca pasan de moda es de espinacas frescas y ricotta. Añade queso mozzarella, una pizca de nuez moscada y, si eres carnívoro, pollo cortado en dados. Tampoco falla la capresse, con mozzarella, aceitunas negras, tomates secos, jamón cocido y un toque de albahaca.

Desafía la tradición

Además de apostar por los ingredientes más tradicionales de la gastronomía italiana, puedes incluir otros 'insólitos' elementos en el calzone. Uno de ellos es el tofu, un ingrediente rico en proteínas que se adapta a casi cualquier preparación. Solo tendrás que picar cebolla y champiñones y sofreír con un poco de aceite y sal. Añadir el tofu y una pizca de orégano, incorporar un poco de tomate frito y, por último, incluir en la mezcla unas aceitunas negras picadas.

calzoneVER GALERÍA

Por último, para los más peques y golosos, puedes idear una masa rellena de dulce. Además de manjares como crema de chocolate o dulce de leche, no te olvides incluir frutas como el plátano, las fresas o la manzana. ¡Todo un acierto!

Leer: Recetas vegetarianas: diferentes maneras de preparar una lasaña

Más sobre

Read more