Haz tu propia tarta Guinness con este sencillo paso a paso

Arriesgada, pero deliciosa. Así es esta dulce tentación que nos llega desde Irlanda y que, con esta receta, podrás disfrutar en casa

Este fin de semana nuestros vecinos irlandeses celebran su gran fiesta nacional: San Patricio. En HOLA Cocina, que rápidamente nos fijamos en la gastronomía local de todo lo que nos mencionan, hemos descubierto esta deliciosa tarta a base de queso, chocolate y su cerveza negra más internacional, la Guinness. Mientras las barras de sus clásicos pubs se llenan con pintas de su bebida más famosa, nosotros la utilizamos como ingrediente base para una propuesta de repostería que nos llega desde Levadura Madre Organic Bakery que, aunque pueda parecerte algo arriesgada, te sorprenderá (y, créenos, querrás repetir).

Como si fuese una pinta de Guinness por su aspecto –su bizcocho negro contrasta con el blanco de su capa superior de queso crema-, esta original receta no es más que “una adaptación de esas tartas clásicas en las que se mezcla el cacao con licores como el ron o el whisky”, asegura Moncho López, alma mater de esta cadena de panadería. No tengas miedo ni al disfrutarla, pues no notarás ningún ingrediente sobre otro (y, mucho menos, dominará el sabor de la cerveza), ni al hacerla, porque es muy sencilla. Lo único que debes tener en cuenta es que el bizcocho tiene bastante humedad, con lo que el punto de cocción es bastante importante, dejándolo un poco crudo, pero no demasiado.

postres-recetas-tarta-cerveza-guinness-reposteria

Ingredientes: 1 cerveza negra Guinness, 500 g de mantequilla, 150 g de cacao, 750 g de azúcar, 300 g de sour cream (crema agria), 4 huevos, bicarbonato y 550 g de harina. Para la crema de queso: 300 g de queso crema, 150 g de azúcar y 125 g de nata.

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 180 °C.
  2. Se mezclan los huevos con el azúcar, buscando crear una crema blanquecina montando las claras bien con unas varillas eléctricas.
  3. Ponemos al fuego un cazo y vertemos en él la cerveza Guinness, la mantequilla, el cacao, removiendo poco a poco. Subimos un poco el fuego para que la cerveza pierda su alcohol y, una vez esté todo bien caliente y empiece a hervir, vamos añadiendo la harina tamizada con el bicarbonato.
  4. Lo mezclamos todo bien y agregamos la sour cream (crema agria), bajando la temperatura del fuego a la mitad. Incorporamos entonces la primera crema blanquecina de azúcar y huevos. Es importante que sigamos removiendo para no perder la esponjosidad.
  5. Repartimos la crema sobre el molde y lo horneamos durante unos 50 minutos. Hay que tener en cuenta que, en esta tarta en concreto, buscamos una textura algo cruda por el centro, por lo que al pinchar el bizcocho, no tiene por qué salir del todo limpio.
  6. Mientras, vamos preparando la crema de arriba con un poco de queso untable (puede ser Philadelphia, un queso fresco muy cremoso, etc.) y nata líquida para que la mezcla nos quede más untuosa y no empalague demasiado. Por eso, es importante que vayamos añadiendo azúcar muy poco a poco. Batimos bien, pero sin montar demasiado (el queso, en realidad, no nos lo permite).
  7. Se deja enfriar en su recipiente dentro de la nevera. Lo mismo hacemos con el bizcocho. Pasadas un par de horas, podemos repartir la crema por la parte superior del bizcocho para terminar nuestra tarta.

Además, si te animas con otras tartas del mundo, te proponemos dos, una de las más míticas de nuestro país vecino, la tarta tatin de Francia a base de manzanas y la carrot cake norteamericana.

receta-tarta-tatin-francia

Paso a paso: tarta tatin de manzana

 

receta-carrot-cake-tarta-zanahoriaVER GALERÍA

Paso a paso: carrot cake y otros dulces made in USA

Más sobre

Read more