En esta pastelería podrás probar el mejor ‘croissant’ de España

Se trata de la barcelonesa ‘Sant Croi by Albert Roca’. Allí elaboran el recién proclamado ‘Mejor croissant artesano de mantequilla de España 2018’, galardón que ya obtuvieron en 2009. Así lo ha decidido el jurado de este dulce concurso que cada año se celebra en la Ciudad Condal.

Tierno por dentro, crujiente por fuera, y con un delicioso sabor a manquilla. Esto es lo que, más o menos, todos esperamos cuando hincamos el diente a un croissant tradicional. Y entonces… la decepción no tarda en aparecer. Al menos, en la mayoría de las ocasiones. Y es que, aunque quizá no lo parezca, lo cierto es que hacer un buen croissant (uno realmente bueno) no es nada sencillo. Que se lo digan si no a los pasteleros que, año tras año, participan en el concurso nacional que premia al ‘Mejor croissant artesano de mantequilla de España’.

croissants-sant-croi-2VER GALERÍA

Un certamen, organizado por el ‘Gremio de Pastelería de Barcelona’, que ayer mismo acogía su undécima edición y que encumbraba en lo más alto del podio al croissant presentado por Albert Roca, de la pastelería barcelonesa ‘Sant Croi by Albert Roca’ (revalidando así este mismo galardón que ya ganó en 2009).

Conocida antiguamente como Badia Roca, esta pastelería (con dos establecimientos en la Ciudad Condal) nació en 1987 y su alma mater tiene a sus espaladas más de 20 años de experiencia, adquirida en escuelas de la talla de la prestigiosa Espai Sucre. 

Para alzarse con el premio Roca debió competir con los cerca de 70 participantes que se habían inscrito en esta ocasión (el certamen está abierto a cualquier pastelería de España con punto de venta propio), sometidos todos ellos a unas reglas muy estrictas: cada participante debía entregar 12 croissants de mantequilla, de cuerno recto o media luna, con un mínimo de tres vueltas, cocidos, y un peso de entre 45 y 65 gramos por pieza. Y, por cierto, ¡nada de fantasías!: ni croissants rellenos, ni decorados, ni customizados... Las piezas, en su esencia más pura y libres de cualquier artificio.

 “Esto es lo que tiene formar parte del jurado del concurso al #mejorcroissant de España”, escribía, divertido, en su cuenta de Instagram el maestro Xabier Barriga (al frente de las panderías y pastelerías Turris), palabras que acompañaba de un vídeo donde mostraba varios de los croissants participantes en el concurso. Imágenes que, por supuesto, no tardaron en despertar las papilas gustativas de sus seguidores. Desde luego, no era para menos…

Pero, aunque ser jurado de este certamen tiene su (evidente) parte amable, también requiere de grandes conocimientos en la materia: sólo los expertos reposteros son capaces, lógicamente, de valorar en su justa medida criterios de cata como el sabor, el alveolado, el hojaldrado, el color, el formato o el acabado de las piezas. 

Parámetros todos ellos en los que finalmente (y tras deliberaciones secretas) resultó vencedor, como decimos, el trabajo de Albert Roca. Un logro que, más allá del premio ‘tangible’ de 1.000 euros, consigue afianzar -más si cabe- sus pastelerías como meca imprescindible de peregrinación para los amantes de los croissants de calidad. Algo que ya han experimentado también otros grandes reposteros, vencedores de anteriores ediciones, como por ejemplo Oriol Balager  (con pastelerías en Madrid y Barcelona, vencedor en 2014); Toni Vera (‘Pastelería Canal', ganador en 2016), o Gil Prat i Parcet (pastelería Prat ‘Can Carriel’, ganador en 2017). 

Un paraíso para los amantes del chocolate

¡Atención, golosos! Con estos bizcochos caseros amaréis (aún más) la hora del postre

Recetas 'Le Cordon Bleu': ¿Te animas a preparar un 'croissant' de frambuesa con almendras?

Más sobre

Read more