Planes con sabor: ruta ‘gastro’ por Ruzafa, el barrio de moda de Valencia

Ha pasado de ser un barrio casi marginal a convertirse en una de las zonas más punteras de la capital del Turia. Hoy en Ruzafa se mezclan, con gran acierto, locales dedicados al arte, la literatura y, sobre todo, a la buena gastronomía.

Seguro que si hace diez años le hubiésemos preguntado a un valenciano por el barrio de Ruzafa nunca hubiese dicho que llegaría a convertirse en una de las zonas de moda de la capital. Ni de lejos. El resurgimiento de este barrio ha sido uno de los cambios más espectaculares que ha experimentado la ciudad en años. Esto se debe, en gran parte, a sus actuales inquilinos; artistas, bohemios y modernos en general que, cansados del alto precio de otras zonas de Valencia, encontraron en Ruzafa un barrio alternativo donde poder vivir o desarrollar sus carreras.

fierro_plato_VER GALERÍA

Allí confluyen locales dedicados al arte, la literatura o la gastronomía (como sabéis, ¡nuestra parte favorita!). De hecho, la zona está siendo testigo de un imparable goteo de nuevas aperturas de restaurantes, que se suman a su ya de por sí interesante oferta culinaria. ¿Entre los recién llegados? Locales como Dos estaciones o Fierro. El primero de ellos es el nuevo restaurante del chef Iago Castrillón (quien coleccionara éxitos en ‘Acio’). Alma gallega y esencia mediterránea en un local sencillo, pequeño, coqueto donde también se percibe la impronta de Alberto Alonso. Tanto Castrillón como Alonso fueron en su día pupilos aventajados del gran chef valenciano Ricard Camarena, uno de los ‘artífices’ del resurgimiento culinario del barrio; y es que allí se encuentran tanto su restaurante de cabecera ‘Ricard Camarena Restaurnant’ (una estrella Michelin y Tres Soles Repsol), y ‘Canalla Bistró’. Pero vayamos paso a paso…

En Dos Estaciones (Carrer del Pintor Salvador Abril, 28) podemos encontrar platos tan sugerentes como ‘sopa de quisquilla ligeramente picante’, ‘jurel con patata y salsa de pimientos’ o una esponjosa ‘patata con mojo’. Algunos de ellos forman parte de su menú degustación de siete pases (36€) que se elabora prácticamente a la vista de los clientes, dado que la cocina está integrada en el comedor del local.

Por otro lado, Fierro es el espacio gastronómico de Carito Lourenço y Germán Carrizo (experimentados en locales de la talla de ‘El Poblet’, de Quique Dacosta). Un lugar destinado al desarrollo de trabajos de I+D, talleres de cocina, cursos, catas, showcookings, y que ahora se complementa con su recién inaugurada propuesta culinaria: una mesa con cabida para sólo 12 comensales que funciona bajo reserva (en su página web ya se pueden efectuar las reservas para disfrutar del menú especial de apertura que han elaborado, y que tiene un coste de 60 euros, maridaje incluido).

fierro_chefs_VER GALERÍA

Y si hay un corazón que hace latir bien fuerte al barrio de Ruzafa ése es su renovado mercado, epicentro comercial de la zona. Más de 4800 metros cuadrados, más de 160 puestos y con casi 60 años en su haber, el Mercado de Ruzafa se enorgullece de ser digno proveedor de materia prima de primera calidad a los restaurantes más punteros del barrio.

Punteros como el mencionado Canalla Bistro, el restaurante más ecléctico de Ricard Camarena, todo un viaje gastronómico alrededor del mundo. Entre sus cuatro paredes se puede saborear desde un sánndwich de pastrami como si estuvieras en el Lower East Side de Nueva York, degustar una pizza okonomiyaki o un nigiri de anguila ahumada como si acabaras de salir de trabajar en Osaka. Un concepto de gastrobar con un toque ‘canalla’, con el que Camarena se gana al comensal gracias a su acertado equilibrio entre precio y producto.

canalla_sandwich_VER GALERÍA

Justo al lado, como te decíamos antes, se encuentra Ricard Camarena Restaurant, su restaurante gastronómico. Un lugar donde la despensa es el mar y la huerta valenciana, todo un emblema de la cocina local. El restaurante ofrece diferentes menús degustación y hasta una versión de sus clásicos por 35€, pero solo a mediodía de martes a viernes.

Otra parada para los incondicionales de Ruzafa: La Tasqueta del Mercat (c/ Maestro Aguilar, 2). Situada frente al mercado, ofrece una carta sencilla basada fundamentalmente en producto, eso sí, en excelente producto. Así lo demuestra, por ejemplo, su meloso ‘tataki de atún con sésamo’ o el ‘ravioli de rabo de toro’.

tasqueta_VER GALERÍA

En Entrevins encontramos una propuesta de cocina de mercado con interesantes toques creativos. Como su propio nombre indica, el vino tiene en este local un papel relevante. Y es que, además de los caldos que acompañan a los platos, el restaurante suele ofrecen catas, charlas y cursos centrados en el mundo de la enología.

entrevins_VER GALERÍA

Terminamos esta ruta gastronómica en El Rus (c/Sueca, 35), la bocatería más mítica del barrio de Ruzafa y prácticamente de toda la ciudad. A pesar de que ha habido muchos intentos, ningún local de Valencia ha logrado hacerle sombra a los bocatas de El Rus, donde fueron pioneros, además, en permitir al cliente elegir el tipo de pan que deseaban. Si vas, recuerda dejar sitio para el postre. Su tarta de chocolate es… ¡antológica!

Más sobre

Read more