Cocina internacional: 'bagels', sabrosas propuestas entre pan y pan

Te contamos el origen de estos deliciosos panecillos, así como tres ideas para disfrutar de su sabor

Es fácil que, al escuchar la palabra ‘bagel’, nuestra cabeza viaje directamente a Estados Unidos. Sin embargo, cuentan que el origen de estos deliciosos panes (elaborados a base de harina de trigo, sal, agua y levadura, y cuya nota característica es su agujero central) se encuentra en Polonia. Al parecer, existen escritos del siglo XVII en los que ya se hace referencia al vocablo ‘bajgiel’, un pan que se elaboraba para el período de Cuaresma. Después, el alimento se popularizó entre la comunidad judía. Ya en el silo XIX las panaderías de Londres empezaron a comercializarlo y, posteriormente, los movimientos migratorios de Europa hacia EEUU favorecieron que este rico alimento se asentara en suelo americano.

Hoy por hoy existen infinidad de variantes; se pueden cubrir de semillas, sésamo, comino, cebollas, sal gorda, ajo… Igualmente variadas son su posibilidades a la hora de rellenarlos: la crema de queso, el salmón ahumado, los huevos, o el jamón son las alternativas más recurrentes. Pero hay muchísimas más, incluso en su versión más dulce. He aquí algunas ideas, a modo de ejemplo:

 

bagel_calabacinVER RECETA
'Bagel' con queso y calabacín

bagel_polloVER RECETA
'Bagel' de pollo con beicon y manzana

 

bagel_chocolateVER RECETA
'Bagel' de chocolate y plátano



Más sobre

Read more