De temporada: ¿cómo preparar una jalea de membrillo casera?

El membrillo es uno de los frutos otoñales por excelencia. Aprovechamos esta circunstancia para enseñarte a cocinar una rica y dulce jalea.

Originario del oeste de Asia, el membrillo es un sabroso manjar que cada otoño inunda las tiendas y comercios. Un pequeño gran placer de temporada con una gran versartilidad culinaria: así por ejemplo, resulta un acompañante de lujo para numerosos platos salados (combina especialmente bien con la cocina de caza). Pero si hay un apartado donde el membrillo da más juego éste es el de la repostería. Con él podemos preparar tartas, bizcochos, purés, mermeladas o dulces jaleas como ésta que te enseñamos a elaborar a continuación en muy poquitos pasos.

  • Como ingredientes necesitarás: membrillos, azúcar, zumo de limón, agua.
  • Por cada kilo de membrillo, poner un litro de agua.
  • Limpiar la pelusa de los membrillos, cortar en trozos y cocer en el agua aproximadamente media hora.
  • Colocarlos sobre un paño de algodón (lavado con jabón neutro para que no tenga olor) sobre un recipiente para que vaya escurriendo el zumo.
  • Volver a cocer el zumo con ½ kg de azúcar por cada litro, agregando unas gotas de zumo de limón.
  • Dejar hasta que el almíbar obtenido llegue a 'punto de bola' (a unos 120º. Si dejamos caer un poco de almíbar en agua fría forma una bola blanda) En caliente la jalea es líquida y cuaja al enfriar.
  • Verter en tarros esterilizados.

¿Conoces alguna receta con el membrillo que quieras compartir con el resto de lectores? Puedes hacerlo en nuestros Foros de Cocina.

Más sobre

Read more