Fruta de verano: un postre sano, rico... ¡y muy vistoso!

No te pierdas los siguientes consejos para que tus macedonias resulten totalmente irresistibles

La macedonia de frutas es una forma rápida, sencilla y muy agradable de consumir fruta, algo que resulta especialmente apetecible durante los meses de verano, cuando la variedad es mucho mayor que el resto del año. Esto hace que las posibles combinaciones a la hora de mezclar ingredientes sean prácticamente infinitas. He aquí algunos consejos prácticos para obtener un resultado... ¡irresistible!

  • Si quieres darle un toque exótico a tu ensalada de frutas, añade mango, papaya o jengibre fresco recién rallado. En caso de que pretendas darle un toque refrescante, espolvoréela con unas hojas de menta picadas y añádele unas rodajas de limón o lima, previamente blanqueadas en agua hirviendo durante unos segundos.
  • Aporta una dulzura especial añadiéndole miel o sirope de arce.
  • Para evitar que la fruta recién pelada se oxide, rocíala con zumo de limón o zumo de pomelo. Algunas se oscurecen con mayor rapidez que otras, como, por ejemplo, el plátano. Para impedirlo puedes rociarlo con limón, al que deberás añadir unas gotas de jerez.
  • En cuanto a la presentación, puedes hacerlo en una ensaladera o en cuencos individuales, pero resulta más apetecible vaciar una fruta, como melón, piña o pomelo, y rellenar esas cáscaras con la mezcla de frutas.
  • Un consejo para darle un color más original, por ejemplo, a unas pieles de pomelo vacías: dales la vuelta sobre un plato con jugo de remolacha.
  • En cuanto a las combinaciones de frutas, déjate llevar por tu imaginación. Resulta por ejemplo excelente la mezcla de fresa y plátano. ¡Seguro que repites!
  • Una vez la tengas lista, consérvala en la nevera hasta el momento en el que la vayas a servir. Es importante que evites consumir cualquier macedonia de fruta que haya estado más de cuatro horas fuera de la nevera, especialmente en épocas de mucho calor.

Más sobre

Read more