El caviar: consejos para su consumo y deliciosas recetas

¿Cómo se debe conservar?, ¿cuál es la forma más indicada para servirlo?, ¿qué bebidas le acompañan mejor?...

Si el otro día te dábamos consejos sobre el consumo y servicio del cava, hoy hacemos lo propio con otro de los productos estrella de las navidades. Y es que, dado lo elevado de su precio, muchas veces se aprovecha la llegada de estas fechas para dar al paladar pequeños caprichos...

Pero antes, un poco de historia... Y es que, ¿sabías que a pesar de estar considerado hoy en día como una de las mayores delicatessen culinarias, sus orígenes son en realidad mucho más humildes? Efectivamente, a pesar de que ahora nos resulte extraño, este rico manjar fue durante mucho tiempo un producto consumido casi en exclusiva por los pescadores que vendían el esturión en las tierras cercanas al Mar Caspio y que, para poder sobrevivir, se quedaban con los despojos de las huevas, las cuales sazonaban. Una curiosa anécdota si tenemos en cuenta el astronómico precio que en la actualidad debe pagar quien desea deleitar su paladar con unos pocos gramos de este tesoro negro.

SUS VARIEDADES

Existen tres variedades de caviar en función de las distintas especies de esturión:
-Beluga (es el más caro de todos y su color va del gris claro al oscuro).
-Asetra (tiene un característico sabor yodado y sus granos son más pequeños que los del beluga. Además, es más barato).
-Sevruga (es el más barato, lo que no quiere decir que sea el peor. Los granos son más pequeños y su color es casi negro).

ALGUNOS CONSEJOS PARA SU CONSUMO

  • Debes conservarlo en su envase de origen a una temperatura de entre –2 y 2°C o sobre hielo.
  • Se puede tomar directamente con cuchara o sobre una rebanada de pan tostado y untado con un poco de mantequilla.
  • No es aconsejable tomarlo con limón ni al estilo anglosajón, con cebolla o huevo duro. Sin embargo, resulta exquisito con el consomé gelée o unos simples huevos fritos.
  • Como bebida de acompañamiento, le sugerimos vodka helado, cava o champán y vinos blancos secos.
  • Nunca debes congelarlo.
  • Aunque existe caviar procedente de América, Canadá, Rumania o Francia, no olvides que nada iguala al sabor del recolectado en Rusia (único país productor durante décadas hasta que en los años 50 donara a Irán parte de las pesquerías que explotaba en el Caspio).
  • Si vas de vacaciones a Moscú no compres caviar en el mercado negro a pesar de su económico precio, ya que puedes llevarte más de una sorpresa. Es preferible que acudas a las tiendas libres de impuestos. Allí podrás adquirir un producto de primera calidad.
  • Y si el bolsillo no está para ‘tantas alegrías’ recuerda que, aunque evidentemente no es lo mismo, hoy día existen conseguidos sucedáneos que, al menos, te ayudarán a quitar ‘el antojo’.
  • Aquí debajo (en ‘Noticias relacionadas’) encontrarás algunas recetas para disfrutar del sabor de este delicado producto gourmet.

Más sobre

Read more