Sorprende a tu familia con estas originales tartas de queso

Gustan a todo el mundo, pero si estás cansada de las clásicas prueba a combinarlas con otros ingredientes y sabores

Las tartas de queso son un delicioso postre que nunca pasa de moda. Algo más ligeras que otros dulces, suelen poner el broche de oro a cualquier comida, aunque también resultan ideales para acompañar de un té o café en la hora de la merienda. Pero si ya estás aburridas de las preparaciones tradicionales (ya sean frías u horneadas) servidas con mermelada de frutos rojos, te proponemos otras originales recetas con las que sorprender, incluso, a los paladares más exigentes. No lo pienses más y concédete a ti y a los tuyos este dulce capricho.

Lee: Ruta 'gastro', ¿dónde sirven las mejores tartas de queso de España?

 

TARTA DE QUESO CON CHOCOLATE Y NARANJA

 

Ingredientes:

  • 300 g de queso en crema
  • 2 naranjas
  • 70 g de harina
  • 100 ml de nata líquida
  • 200 g de azúcar glas
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de licor de naranja
  • 100 g de chocolate de repostería
  • Mantequilla para engrasar
  • Sirope de chocolate
  • Rodajas de naranja fresca o confitada para decorar

 

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 grados
  2. Rallar la piel de las dos naranjas y exprimirlas para obtener su zumo
  3. Batir el queso con el azúcar, 100 ml de zumo de naranja, la nata y el licor hasta que quede todo bien integrado
  4. Agregar los huevos uno a uno sin parar de batir
  5. Tamizar y añadir la harina. Mezclar hasta obtener una masa homogénea y sin grumos
  6. Fundir el chocolate en el microondas a intervalos de 30 segundos y removiendo bien para que no se queme
  7. Separar una cuarta parte de la crema de queso y le añadir el chocolate fundido removiendo rápida y enérgicamente
  8. Untar con mantequilla el molde a utilizar y rellenar alternando la crema de queso con la de chocolate chocolate para conseguir un efecto marmolado
  9. Hornear durante 45 o 50 minutos y pinchar con un palillo para comprobar que esté bien hecha
  10. Decorar con el sirope de chocolate y unas rodajas de naranja

 

tarta-queso-chocoVER GALERÍA

 

TARTA DE QUESO CON MANGO Y COCO

 

Ingredientes:

  • Un paquete de bizcochos de soletilla
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 500 g de queso crema ligero
  • 200 g de nata líquida
  • 100 g de azúcar
  • 8 láminas gelatina
  • 2 mangos
  • 100 g de coco rallado
  • El zumo de una lima
  • Pulpa de fruta de la pasión para decorar
  • Rodajas de mango para decorar

 

Preparación:

  1. Cubrir un molde circular desmontable con papel vegetal
  2. Desmigar los bizcochos, mezclarlos con la mantequilla y repartirla sobre el molde presionando hasta cubrir la base
  3. En un bol grande, batir el queso con la nata hasta conseguir una crema homogénea
  4. Ablandar las láminas de gelatina unos minutos en agua fría y escurrir
  5. Poner agua a calentar 150 ml en una cacerola. Agregar el azúcar y 6 láminas de gelatina y hervir hasta que se deshagan por completo
  6. Incorporar la mitad del líquido a la crema de queso y reservar la otra mitad
  7. Pelar los mangos (reservando una mitad para decorar) y triturar su pulpa hasta obtener un puré
  8. Añadir un tercio del puré de mango y el coco rallado a la crema de queso y mezclar bien
  9. Verter la crema en el molde y dejar enfriar un mínimo de 3 horas en la nevera
  10. Volver a disolver las láminas de gelatina restantes según la preparación anterior y mezclarlas con el resto de puré de mango y el zumo de lima
  11. Verter la mezcla sobre la tarta de queso y volver a enfriar 2 horas en la nevera
  12. Desmoldar y decorar con láminas de mango, la pulpa de la fruta de la pasión y ralladura de coco

 

tarta-queso-mangoVER GALERÍA

 

TARTA DE QUESO CON TÉ MATCHA Y PISTACHOS

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas
  • 100 g de mantequilla
  • 500 g de queso crema
  • 200 g de nata líquida
  • 150 g de azúcar
  • 6 láminas de gelatina
  • 20 g de té matcha y algo más para espolvorear
  • 75 g de pistachos pelados

 

Preparación:

  1. Cubrir un molde circular desmontable con papel vegetal
  2. Triturar las galletas, mezclarlas con la mantequilla y repartirlas sobre el molde presionando hasta cubrir la base
  3. En un bol grande, batir el queso con la nata y el té matcha hasta conseguir una crema homogénea
  4. Ablandar las láminas de gelatina unos minutos en agua fría y escurrir
  5. Poner agua a calentar 150 ml en una cacerola. Agregar el azúcar y las láminas de gelatina y hervir hasta que se deshagan por completo
  6. Incorporar el líquido a la crema de queso y mezclar bien
  7. Verter sobre el molde y dejar enfriar un mínimo de 3 horas en la nevera
  8. Desmoldar y decorar con los pistachos triturados y té matcha espolvoreado

 

tarta-queso-matchaVER GALERÍA

Más sobre

Read more