Flan de huevo con queso, una receta igual de sencilla pero más cremosa

Es un postre riquísimo que tiene una textura ligera, gelatinosa y cremosa. Se puede preparar con diferentes tipos de queso, pero lo habitual es emplear el de tipo queso crema para que, precisamente, adquiera esa consistencia cremosa tan característica de este postre.

Si hay una receta de postre casero tradicional, esa es sin duda la del flan de huevo y queso. Una auténtica delicia para el paladar que resulta ideal para cuando queremos variar un poco del típico de siempre.

Es un postre riquísimo que tiene una textura ligera, gelatinosa y cremosa. Se puede preparar con diferentes tipos de queso, pero lo habitual es emplear el de tipo queso crema para que, precisamente, adquiera esa consistencia cremosa tan característica de este postre.

La receta apenas lleva unos cuantos ingredientes, muy fáciles de tener en cualquier cocina. En poco más de una hora tendrás listo unos deliciosos flanes tradicionales y caseros. Un postre que viene muy bien para después de comer o para tomar en cualquier momento del día.

Ingredientes para la elaboración
 

  • 5 huevos.
  • 500 mililitros de leche entera.
  • 200 mililitros de queso crema.
  • 10 cucharadas de azúcar.
     

Para el caramelo

  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de agua.

flan-huevo1VER GALERÍA
 

Preparación paso a paso

-Vierte en una sartén las 4 cucharadas de azúcar del caramelo y la cucharada de agua.

-Pon la sartén al fuego y remueve todo con una cuchara de palo dejando que se haga un caramelo oscuro (no hay que llegar al punto de que se queme el azúcar, ya que en ese caso no endulzaría sino que amargaría).

-Reparte el caramelo por los moldes que vayas a utilizar para los flanes de huevo y queso.

-Pon a cocer agua en un cazo y precalienta el horno a 200 grados.

-Bate todos los ingredientes del flan en un bol con unas varillas o con una batidora.

-Reparte la mezcla por los moldes y colócalos en una fuente para horno.

-Echa en la fuente un poco del agua que tenías cociendo en el cazo hasta cubrir unos 3 centímetros de los moldes.

-Introduce la fuente en el horno y deja que se hagan los flanes durante 60 minutos aproximadamente a 180 grados.

-Al llegar a este tiempo, comprueba si están ya hechos (se pueden pinchar con un palillo para ver si están totalmente cuajados; si el palillo sale limpio es que están listos, si sale manchado se dejan a la misma temperatura otros 5 minutos más y se vuelve a comprobar).

-Una vez elaborados los flanes, saca los moldes del horno y déjalos enfriar.

-Cuando los flanes estén fríos completamente ya se pueden consumir. Para sacarlos de los moldes, lo mejor es pasar un cuchillo entre el flan y el molde, con cuidado de no estropear el flan.

-También se pueden guardar en la nevera para acompañar luego con un poco de nata por encima.

Más sobre

Read more