La chía, una potente (y saludable) fuente de Omega 3

Las semillas poseen un 33% de aceite, del cual el ácido Omega 3 representa el 62% y el Omega 6 el 20%, pero además, el 82% de sus lípidos cuentan con ácidos grasos esenciales

Las semillas de chía son consideradas un superalimento gracias a que contienen fibra y antioxidantes, calcio, proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega 3. En este último sentido, es precisamente la fuente natural más rica en esos ácidos. Es, por tanto, un producto natural que no contiene colesterol y que aporta muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud.

Los Omega 3 son ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede producir. Por tanto, debemos incorporarlos a través de los alimentos, ya que resultan imprescindibles para el normal crecimiento, el desarrollo y el óptimo funcionamiento del cerebro, el corazón y otros sistemas fundamentales del cuerpo humano.

No en vano, el Omega 3 es capaz de:

-Disminuir el riesgo de problemas cardiovasculares.

-Reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

-Prevenir enfermedades del sistema nervioso.

-Reducir los síntomas de enfermedades inflamatorias crónicas.

-Contribuir a la formación de memebranas celulares.

-Mejorar la circulación sanguínea.

-Actuar como una reserva energética.

El consumo necesario de cada día

La cifra que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda consumir al día de Omega 3 es de 500-1.000 miligramos.

Ni que decir tiene que el aporte diario de Omega 3 en forma de semillas de chía va a repercutir de forma beneficiosa para nuestra salud. A las propiedades anteriores hay que añadir que estos ácidos grasos regulan la presión arterial y previenen los problemas de hipertensión.

Al mismo tiempo, es bueno para el sistema nervioso central y para las células. Pero también es capaz de mantener nuestra piel y nuestro pelo brillantes.

chia propiedades1VER GALERÍA

Presencia de Omega 3 en las semillas

Las semillas de chía poseen un 33% de aceite, del cual el ácido Omega 3 representa el 62% y el Omega 6 el 20%. Pero además, el 82% de sus lípidos cuentan con ácidos grasos esenciales. Estos se diferencian de los no esenciales en que los últimos se pueden obtener a partir de otros nutrientes.

Está demostrado que contienen más ácidos grasos Omega 3 que algunos pescados, como el salmón y su aporte mejora el rendimiento cognitivo y fomenta la reducción de la inflamación y el colesterol. Por esto, es una ayuda muy importante para prevenir accidentes cardiovasculares.

En líneas generales, estos ácidos están presentes en el pescado y en los vegetales verdes. La mayor parte de los cultivos de aceite tienen muy poco de ellos, sin embargo, la semilla de chía ofrece el porcentaje ideal para que nuestro organismo asimile correctamente el Omega 3.

Así pues, está considerada un superalimento por sus excelentes beneficios, que hacen de ella un aporte fundamental dentro de nuestra dieta. Además, es apta para los celíacos y aporta proteínas para las dietas vegetarianas.

Más sobre

Read more