¿Quién es María Jurado, la joven con quien se relaciona a Andrea Casiraghi?

La afortunada y bella joven que parece estar conquistando este verano, o ha conquistado ya, el corazón del hijo de la princesa Carolina, María Jurado, es una joven actriz alicantina que abandonó sus estudios de Empresariales en la universidad Icade para dedicarse a la interpretación. Muy femenina y con mucho estilo, además de poseedora de un físico imponente, su presencia no pasa inadvertida en aquellos lugares donde acude. Pero, además de belleza, María tiene otras cualidades, entre éstas la capacidad de rodar en cuatro idiomas: español, inglés, francés e italiano. Comenzó su carrera cinematográfica en 1998, de la mano del director francés Daphne Kaster, con una película titulada Spanish Fly. En el filme, una coproducción hispano-francesa, trabajaron también Toni Cantó y Fernando Trueba. En 2002 intervino, con un papel atrevido, en la película I couldn’t care less, una comedia escrita y dirigida por el inglés David Gordon, que en España se tituló Me da igual.. En dicha película María aparece desnuda por exigencias del guión.

En su currículo, aún no demasiado extenso, figuran también participaciones esporádicas en varias series de televisión muy populares como Al salir de clase, Manos a la obra, Calle Nueva y Raquel Busca su sitio, además de pequeños papeles en otros filmes como Airbag, de Juanma Bajo Ulloa, El corazón del guerrero, de Daniel Monzón, o Tierra de fuego, de Miguel Litín.

Un giro importante en su carrera
En el mismo año, es decir, en 2002, María Jurado dio un giro importante en su carrera ante las cámaras cinematográficas, pasando a tener un papel más destacado en la película Carne de gallina, dirigida y producida por Eduardo Campoy. Según ella misma reconoció, este filme le supuso la posibilidad de aprender mucho de otras actrices más experimentadas, como Anabel Alonso, Natalie Seseña y Amparo Valle, que también formaban parte del reparto de la película. María Jurado también se atrevió ese mismo año con otra coproducción hispano-italiana, protagonizando una cinta titulada Amnesia, del director Gabriele Salvatores, junto a Juanjo Puigcorbé y Antonio San Juan. Su última película, Bloody Mallory, la rodó el pasado año en Francia. Dirigida por Julien Magnat, en esta ocasión, María contó con la presencia a su lado del actor Adriá Collado. El filme, que tuvo un presupuesto de 14 millones de francos, se proyectó en el último Festival de Sitges, aunque todavía no se ha estrenado en salas comerciales en nuestro país. Ahora, como decíamos, descansa en Ibiza, mientras prepara nuevos proyectos profesionales. Y de paso, disfruta de la compañía de sus amigos, entre los que se encuentra uno muy especial, Andrea Casiraghi, considerado como no de los solteros más codiciados de la realeza europea.

Más sobre

Read more