Confidencias de Mónica Cruz: 'Apellidarse Cruz no es para mí ninguna cruz'

VACACIONES...SIN VACACIONES
Hablamos con Mónica Cruz tras la grabación del último capítulo de «Un paso adelante» en esta temporada, ya que se toman vacaciones hasta agosto. Cuatro meses que, en realidad, para ella y para los componentes del grupo musical Upa Dance (formado por Miguel Angel Muñoz, Pablo Puyol, Beatriz Luengo, Silvia Marty y ella) no son vacaciones.
—Los cinco nos quedamos sin ellas, porque nos vamos de gira (terminaremos el treinta y uno de julio) y, a los pocos días, a grabar de nuevo «Un paso adelante». Es decir: nos quedamos sin vacaciones..., pero yo encantada, ya que tengo mucho «mono» de escenario. Para una bailarina, el escenario tiene una magia especial. Y concretamente en esta gira haré un número sola y otro con el grupo.
—Y cantarás también, ¿no?
—Yo hago coros. Hay que tomárselo todo muy en serio. En esta profesión, cada especialidad lleva su tiempo y para cantar hay que prepararse a conciencia. No basta con decir: «Canto y ya está». Cada cosa en su momento, y, por ahora, creo que aún no me ha llegado el momento de cantar.

DECIDIDA Y MUY CONSTANTE
—Mónica, ¿cómo eres tú: decidida, no decidida, tímida, desenvuelta...? Dinos algunos rasgos de tu personalidad.
—Soy muy decidida y muy constante para el trabajo. E intento escuchar bastante mi voz interior. Por otra parte, tengo, a la vez, claro lo que quiero y lo que no quiero hacer. Mi norma en este sentido es que lo que haga sea algo que, ante todo, me haga sentirme bien conmigo misma.
—¿Ves tu futuro en el cine?
—Me gustaría seguir preparándome en ese sentido, pero compaginándolo con el baile. Entre otras cosas, porque la interpretación también te sirve a la hora de subir a un escenario a bailar.
—El baile es mucho más difícil, ¿no?
—Es, ante todo, muy duro. Y hay menos trabajo. Y, trabajes o no, tienes que ir todos los días a clase para estar en forma. Y las clases cuestan bastante dinero.
—¿Te ves guapa?
—La guapura te sale de dentro...si estás bien contigo misma. Yo, con sentirme bien interiormente en todos los niveles, me conformo. Sé, por ejemplo, que no soy muy alta, cosa que nunca me ha preocupado, porque para el baile es mejor ser un poco bajita, ya que tienes mejor coordinación corporal. Además, la base de todo es aceptarte como eres.
—¿Vives con tu familia o ya te has independizado?
—Me independicé a los diecisiete años. Me fui a vivir sola y después me he comprado una casita. Lo que sucede es que ahora, como estoy todo el día en el plató de Antena Tres, pues me he vuelto a casa de mi madre y con mi hermano: lo hago todo al revés. Pero es que tengo dos perros y no los quiero dejar todo el día solos.

Más sobre

Read more