Steven Soderbergh tenía un 40% de posibilidades de ganar el Oscar al mejor director, ya que tenía una candidatura doble, por 'Traffic' y por 'Erin Brockovich'. Al final se llevó el premio por la primera.

Más sobre