Alaïa, hija de Adamari López y Toni Costa
Entrevista HOLA! USA

Adamari López nos cuenta si Alaïa seguiría sus pasos en en mundo del espectáculo

La pequeña de seis años ya muestra interés por las cámaras

Puede que Alaïa, la hija de Adamari López y Toni Costa, tenga tan sólo seis años de edad, pero a su corta edad es toda una experta en disciplinas deportivas como equitación, gimnasia, tae kwon do, tenis y golf. Y con una talentosa mamá, era cuestión de tiempo para que tuviera curiosidad por el mundo del espectáculo al ver todos los días a su ejemplo a seguir en la pantalla chica.

Adamari López y su hija Alaïa©@@habiaunavezunafoto_
Adamari López nos cuenta qué opina si su hija decidiera seguir sus pasos en el mundo del espectáculo

Ya la hemos visto frente a las cámaras de la televisión gracias a papá o mamá, incluso tiene su propio canal de YouTube en donde da sus primeros pasos en entretenimiento, y se deja llevar por el ritmo en los retos más bailables de Tik Tok. Pero, ¿qué tanto le gustaría a Adamari que su hija siguiera sus pasos como presentadora de TV o actriz? ¡Ella nos lo cuenta!


Luces muy contenta en tu papel como jurado en ‘Así se Baila’, ¿veremos a Alaïa como invitada especial en la pista de baile?

“¡No creo, no creo! La tendremos como espectadora todos los domingos ahí en la casita y pendiente de las cosas de de su mamá y de la familia. Pero no creo que esté en la pista de baile”.



Alaïa, hija de Adamari López y Toni Costa©@alaia
¿Qué siente tu hija de verte en la televisión?

“Antes se sorprendía un poco más, de verme y me decía: ‘Mami, ¡estás ahí en la tele!’. Ahora yo creo que ya está más acostumbrada, porque ha pasado el tiempo y ya va tomando más conciencia. Tembién es que ella hace sus actividades de YouTube y que ella se ve en la tele, y dice que quiere hacer sus Tik Toks. A veces me dice: ‘Mami, préstame tu teléfono que voy a hacer un Tik Tok’, y se graba. No está haciendo nada en específico, pero se ve y se graba ella misma, entonces le parece algo más o menos normal”.

“Pero cuando se ve, se emociona. O cuando me ve, sonríe. Dependiendo de lo que esté haciendo. A veces me dice: ‘¡Ay, mami está cu-cu, o mami está loca, mami qué divertida, mami qué bonita...’ Dependiendo de lo que me vea haciendo”.



¿Le ves futuro como figura pública y que siga tus pasos?

“No lo sé. Estoy tratando de que ella obviamente siga su paso por la escuela que es la prioridad y lo más importante, y darle de disciplinas cosas que tengan que ver con deportes. Ella juega tenis, golf, equitación. Hace gimnasia... hace de todo un poco”.

“También toca piano. Pero no sé si más adelante el arte, en alguna de sus facetas, le guste. No es por donde la estoy encaminando pero tampoco estoy cerrada. Al final, como me hicieron mis papás a mí, ella sola decidirá. La expongo a diferentes disciplinas para que ella después dentro de esa gama que hay pueda escoger algo que a ella le gusta y la haga feliz”.