#FreeBritney Rally In Los Angeles During Conservatorship Hearing
FREE BRITNEY

Las declaraciones de Britney Spears sobre su tutela que nos dejaron en shock

Los desgarradores detalles de la audiencia impactaron a sus fans

Britney Spears le suplicó al juez, por primera vez en dos años, que pusiera fin a su tutela ordenada por la corte, misma que ha estado vigente durante casi 13 años. A las afueras de la sala del tribunal esperaban más de 100 de sus seguidores, quienes apoyan el movimiento #FreeBritney.

Su discurso escrito duró más de 20 minutos y la cantante se negó a dar marcha atrás. Cuando un abogado que representaba a su co-tutor intentó cerrar el tribunal, Spears alzó la voz en para expresar que desea que sea de índole pública. “Han interferido en mi vida, así que siento que debería ser una audiencia pública y deberían escuchar lo que tengo que decir”, dijo la conocida princesa del Pop. Britney continuó para detallar una serie de acusaciones desgarradoras, como el que le hayan dicho que no se puede casar y que tiene un DIU que su familia se niega a permitirle que se quite, pues no quieren que tenga más hijos.

He estado en negación; en shock; estoy traumada [Britney]
#FreeBritney Rally In Los Angeles During Conservatorship Hearing©GettyImages
El movimiento #FreeBritney en LA

“La última vez que hablé con usted, me hizo sentir como si estuviera muerta como si no importara. Como si pensara que estaba mintiendo. No estoy mintiendo, para que tal vez entiendas la profundidad y el grado de todo este, merezco cambios”, le dijo al juez, según reporta CNN. Continuó explicando que quiere formar una familia con su novio Sam Asghari, pero no tiene la agencia para hacerlo porque tiene un DIU que su equipo se niega a permitirle sacar. “Quiero poder casarme y tener un bebé. Me dijeron que no me puedo casar. Tengo un DIU dentro de mí, pero este supuesto equipo no me deja ir al médico para sacarlo porque no quieren que tenga más hijos. Esta tutela me está haciendo mucho más daño que bien”. Y agregó a los tribunales: “Realmente creo que esta tutela es abusiva... Quiero poner fin a la tutela”.

“Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero y que esto termine, y que mi novio pueda llevarme en su (improperio) auto”, dijo Spears, agregando que quiere poder demandar a su familia. Los detalles de la angustia continuaron y Spears dijo que se vio obligada a tomar litio en contra de su voluntad porque no le gustó la coreografía para su planeada residencia en Las Vegas en 2019, la cual fue cancelada. “No estoy aquí para ser esclava de nadie”, dijo. “Puedo decir que no a un movimiento de baile”. Britney detalló los efectos que la droga tuvo en ella: “Es una droga fuerte. Puede sufrir una discapacidad mental si lo toma más de cinco meses. Me sentí borracha, ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá sobre nada. Me tenían con seis enfermeras diferentes”.

“Me gustaría poder compartir mi historia con el mundo”, dijo. “Quiero que me escuchen. Al hacerme mantener esto por tanto tiempo, no es bueno para mi corazón. Me preocupa que no se me permita ser escuchada. Tengo derecho a usar mi voz. Mi abogado dice que no puedo dejar que el público sepa lo que me hicieron”. Spears terminó sus comentarios diciendo: “Merezco tener un descanso de dos a tres años. Me siento abierto y estoy bien para hablar con usted sobre esto. Me siento atrapada, intimidada, excluida y sola. Estoy harta de sentirme sola. Merezco tener los mismos derechos, tener un hijo o cualquiera de esas cosas”.

  

Vivian Thoreen, abogada del padre de Spears, James Spears, dio una breve declaración que decía: “Lamenta ver a su hija sufrir y con tanto dolor. El Sr. Spears ama a su hija y la extraña mucho”.

Según informes de Deadline, el abogado de Britney, Samuel Ingham III, le dijo al tribunal que la cantante había dicho que le gustaría “sellar los procedimientos en el futuro”. La forma en la que avancen los procedimientos está por determinarse, ya que en realidad no se ha presentado una petición formal para la terminación de la tutela. Durante su discurso, Spears dijo que no sabía que podía solicitar el fin de la tutela. “Lamento mi ignorancia”, dijo, “pero no sabía eso”. Y explicó: “Es vergonzoso y desmoralizador lo que he pasado, y esa es la razón principal por la que no lo dije abiertamente. No pensé que nadie me creería”.