Miguel Bosé y su padre

Miguel Bosé recuerda la dura pelea que tuvo de niño con su padre: ‘Fui a darle puñetazos’

Al borde del llanto, el cantante español revivió un momento tenso que tuvo con su progenitor

La reciente entrevista que ha brindado Miguel Bosé al periodista Jordi Évole ha destapado una serie de confesiones sobre la vida íntima del cantante que tienen que ver con la muerte de su madre, sus hijos, algunas de sus adicciones y hasta la relación intrincada que tenía con su padre, el icónico torero Luis Miguel Dominguín. En fragmento de la plática, el intérprete de Bandido reconoció que él y su progenitor chocaban mucho ya que ambos tienen el mismo carácter.

Miguel Bosé y su padre©GettyImages
Miguel Bosé y su padre

Al hablar sobre la gran afición de su papá con la caza, Bosé revivió la fuerte inclinación de su padre para transmitirle ese misma pasión sin mucha éxito. “Mi padre me quería mucho, muchísimo. Lo que pasa es que tuvimos muchos encuentros y desencuentros porque éramos de carácter muy igual”, afirmó.

Y es ahí cuando el español comienza a narrar, con un nudo en la garganta, el tenso momento que pasó siendo aún muy pequeño al matar de un disparo a un ciervo.

“Me forzó a cazar una cierva. Le disparé a la cierva y la maté. Para llevarte los animales a casa, los destripas, sacas todo el estomago, las tripas, te quedas con la casquería. Y, en el momento de rajar, sale un bambi... Le faltaban días para nacer”, señaló sobre el encontronazo más fuerte que tuvo con Dominguín.

“Recuerdo que reaccioné muy mal, fui a darle puñetazos, lo llamé hijo de ... y me fui caminando solo. Él se paraba con el Land Rover de: ‘Súbete ahora, eres un cobarde, un débil’”, señaló.

Miguel Bosé y su padre©GettyImages
El cantante recordó un tenso momento que vivió en su infancia

Agregó que en ese instante optó por darle una actitud fuerte a su papá sin bajar la guardia, sin miedos. “Pero yo me planté, y ahí se dio cuenta de que teníamos el mismo ADN”, expresó. Al terminar de describir la experiencia dijo que su padre intentó acercarse para disculparse; pero su orgullo fue más fuerte.

“Vino a mi cuarto esa noche y se acercó, entreabrió la puerta e intuí que quería decir perdón, pero él no era alguien que, desde su estatus, estuviera acostumbrado a pedir disculpas”, aseguró.

Durante el corto intercambio de palabras con él, acordaron que no volvería a tocar un arma para matar a un animal. “Me acuerdo que le dije no iba a volver a cazar nunca más en mi vida”, a lo que su padre respondió: ”Vale”, puntualizó el artista.


Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.