Camila, hija de Alejandro Fernández

Hija de Alejandro Fernández revela las serias complicaciones que tuvo al principio de su embarazo

Al borde del llanto, Camila Fernández narró los difíciles momentos que enfrentó durante los primeros meses de gestación

Hace unos días, América Guinart habló sobre las serias complicaciones que presentó su hija, Camila Fernández, a al inicio de su embarazo. Cuando todo parecía ir viento en popa tras su matrimonio y al anunciar en exclusiva para nuestra publicación hermana ¡HOLA! México que estaba a la espera de su primer hijo, surgieron una serie de problemas que pusieron en riesgo al bebé de la también hija de Alejandro Fernández y la dulce espera por poco se transforma en una pesadilla.

Camila, hija de Alejandro Fernández©@camifdzoficial

“Tuvo un desprendimiento de placenta, tuvo un hematoma, después se le vino que tenía placenta baja y la bronca con Cami es también que trae ocho piedras en la vesícula que le han causado mucho dolor, pero mira Cayetana luchadora se aferró”, expresó Guinart en entrevista con el programa mexicano Ventaneando (Azteca).

Recientemente, fue la propia Camila quien al borde del llanto se animó a narrar el preocupante episodio que no pasó de ser un gran susto. Del mismo modo recalcó que tanto ella como su hija, a quien decidió llamarla Cayetana porque siginifica “fuerte como una piedra”, se encuentran en perfecto estado de salud.

Camila Fernández y Francisco Barba©@camifdzoficial

Durante su conmovedor testimonio, la joven cantante señaló que presentó intensos sangrados debido al desprendimiento de la placenta y que también tuvo fuertes dolores producto de una piedras que tiene en la vesícula.

“De la nada empecé a sangrar muchísimo, fue un desprendimiento de placenta, fueron unos dolores, como contracciones muy tempranas, también por las piedras en la vesícula, tenía la placenta baja”, recalcó.

Sumida en nerviosismo, continuó: “Te agarra en ceros, te llegan este tipo de cosas y como que no sabes si lo estás haciendo bien, es tratar de buscar esperanza y tratar de buscar tener buena actitud”.

Asimismo, recordó que a pesar de la desagradable experiencia decidió tener una actitud positiva y que gracias a su hija tomó la valentía para poder recuperarse completamente. “Cuando salí del peligro agarré otro punto de vista mi vida y dije: ‘Yo ya no estoy para estar triste todos los días’, yo tengo que reflejarle a mi bebé otro tipo de energía”, declaró.