Salma Hayek and François-Henri Pinault at the 2019 LACMA Art + Film Gala Presented By Gucci - Arrivals

¡BRAVO!

Salma Hayek responde a quienes aseguran que se casó por interés

La actriz mexicana aborda los rumores infundados que indican que se casó con François-Henri Pinault por conveniencia

La actriz mexicana Salma Hayek dio el “sí, acepto” al empresario francés François-Henri Pinault en 2009, y después de más de 12 años juntos, están más enamorados que nunca. Sin embargo, la estrella de Hollywood de 54 años tuvo que afrontar, una vez más, las afirmaciones infundadas y los rumores de que se casó con Pinault por su gran cuenta bancaria.

Según Yahoo, el actor Dax Shepard creía que Hayek se casaba con él por conveniencia. “Yo estaba como, oh, está bien, se casó con un tipo rico, tal vez por eso se casó con él, no lo sé”, le dijo el actor a Hayek durante un episodio reciente de su podcast Armchair Expert. Según lo informado por Celebrity Net Worth, nuestra Latina Powerhouse tiene un patrimonio neto de 200 millones de dólares gracias a su carrera como actriz y directora, además de otros proyectos y su lado empresarial.

Shepard continuó diciendo que después de conocer al presidente y director ejecutivo de Kering, podía imaginar lo que veía Hayek en Pinault. “Lo conocí, y pensé, este tipo es tan astuto - oh Dios mío, la confianza, sus ojos, es tan guapo y encantador, y yo estaba como, oh, podría haber estado en bancarrota. Es una bomba”.

El actor, que según se informa tiene un patrimonio neto combinado con su esposa Kristen Bell de 40 millones de dólares, continuó elogiando al empresario y lo describió como “un tipo agradable, divertido, generoso, amable y cálido”, y agregó que también es “super sexy.”

Hayek dijo que su esposo es “el mejor” y se ofende cuando la gente especula sobre su matrimonio. “Sabes que la cosa es que en las imágenes, no puedes empezar a adivinar la magia en él”, dijo la premiada actriz. “Me ha hecho convertirme en una persona mucho mejor y crecer de una manera tan buena y saludable. Y sabes, cuando me casé con él, todo el mundo decía: ‘Oh, es un matrimonio arreglado, ella se casó con él por dinero. Yo digo, ‘sí, lo que sea’. Piensa lo que quieras: 15 años juntos y estamos muy enamorados”.

“Estamos teniendo una conversación muy interesante”, dijo la protagonista de Frida. “También hay discriminación para los hombres ricos. Inmediatamente piensas que porque alguien es rico, [ellos] podrían no ser una buena persona. Puede ser alguien materialista, puede ser alguien que no tiene valores, puede ser alguien que incluso es estúpido o que no lo merece. Su dinero lo hizo de manera incorrecta; existe toda esta prejuicio”.

Aunque Hayek está harta y cansada de los comentarios sexistas, admitió que hubo un momento en el que también tenía ideas preconcebidas. “Y yo tenía eso, por cierto. Era lo último que quería, no era mi tipo en absoluto. Y entré con las ideas preconcebidas, y él [las derribó] todas”, dijo sobre Pinault.

La actriz agregó que su marido multimillonario no es una persona “controladora” ni “adicta al trabajo” que solo se preocupa por el dinero. “Mi chico termina el trabajo, no importa lo difícil que haya sido, y créanme, tiene muchas responsabilidades, [con una] gran sonrisa en su rostro, feliz de estar en casa, feliz de vernos a mí y a los niños, nos hace reír”, reveló.

Salma Hayek y François-Henri Pinault tienen una hija de 13 años. “Cuando nos vamos de vacaciones, se apaga por completo; él está en el momento”, señaló. “Por eso, no es solo un insulto para mí, no soy yo la único que está siendo juzgada. ‘Oh, ella es una actriz; ella va por el dinero’ . No pueden ni empezar a imaginar la alegría que es ese ser humano”.

La nativa de Veracruz dijo que la gente encuentra “consuelo” en tener “estos arquetipos”, pero se niega a ser parte del problema. “Encasillar las cosas, no me gusta eso, soy una rebelde”, puntualizó.


Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.