Marc Anthony overcome with emotion in final show in Puerto Rico

Marc Anthony rompe en llanto durante su último concierto del año en Puerto Rico

El salsero no pudo contener la emoción al estar en frente de sus miles de fans que abarrotaron el famoso coliseo de la Isla del Encanto

“Que Dios me los bendiga, muchas gracias, estoy por empezar. ¡Que viva la raza latina!,” dice emocionado  Marc Anthony  segundos antes de pisar el escenario de su último concierto de 2019. El salsero compartió varios videos e imágenes de felicidad producto de su visita a Puerto Rico. El exesposo de  Jennifer Lopez  se mostró emocionado por cerrar el año –y la década– con su gira Opus en su amado Puerto Rico, algo que sus fans se lo agradecieron con grandes muestras de cariño hacia él.


Marc Anthony excited before his Puerto Rico gig©marcanthony
“Nada como Puerto Rico,” expresó el salsero en una de sus fotos

Durante algo más de una hora y media, Marc cantó lo mejor de su repertorio mientras que su público bailaba a lo largo de la noche al compás de su ritmo tropical en el icónico Coliseo de San Juan, el estadio más grande de Puerto Rico. “Este es mi último show de la década y me siento muy feliz de estar aquí”, le dijo a su gente. “Muchas gracias por darme esta oportunidad, significa mucho para mí, gracias por darme la oportunidad de estar aquí”, comentó. Y para demostrar el gran amor que siente por la hermosa isla caribeña, el intérprete de Valió la pena terminó su presentación envuelto en su bandera puertorriqueña y cantando el clásico tema Preciosa, de Rafael Hernández, una canción de amor para todos los presentes. Su versión fue coreada por las más de 20 mil almas que asistieron y bailaron junto a Marc, creando un momento memorable que seguramente quedará registrado como uno de los más emotivos de su gira.


Marc Anthony emotional message to Puerto Rico after show©marcanthony
“Gracias mi isla, gracias preciosa... Gracias Puerto Rico,” escribió en sus redes

Aunque Marc nació en Nueva York, siempre ha estado conectado a sus raíces puertorriqueñas. De hecho, siempre ha estado involucrado en todas las iniciativas para mejorar la vida en la Isla. Un día antes al show, visitó el pequeño pueblo de Loaiza, en dónde junto al pelotero Javier Báez, volvió a inaugurar un campo de béisbol que fue dañado por los huracanes Irma y María, el primero de 25 que el programa Play Ball Again pretende reconstruir en el futuro.