Beyoncé

Beyoncé sobre el capítulo más triste de su vida: ‘Aprendí que el dolor y la pérdida era un regalo’

La cantante habló en una entrevista cómo manejo la pérdida de dos embarazos

Para Beyoncé, encontrar el equilibrio en su vida personal y profesional no ha sido nada sencillo, mas no imposible. La cantante, quien protagoniza la edición de enero de Elle, se sinceró sobre el balance entre su maternidad y su faceta como cantante y empresaria con el reciente lanzamiento de su propia marca de ropa Ivy Park en colaboración con Adidas. En dicha conversación, ‘Queen B’ también habló sobre uno de los momentos más duros de su vida; cuando en dos ocasiones sus intentos por ser madre no llegaron a buen término.

Beyoncé©GettyImages
Lo más curioso de la entrevista, fue que las preguntas fueron elaboradas por los seguidores de la cantante

La cantante de 38 años confesó que, el hecho de haber sufrido dos abortos involuntarios le dio otro sentido a su vida y entendió que debía prestar atención a sus necesidades. “Comencé a buscar un significado más profundo cuando la vida comenzó a enseñarme lecciones que no sabía que necesitaba. El éxito me parece diferente ahora”. La intérprete de Lemonade agregó que esos momentos tan dolorosos le dejaron una lección. “Aprendí que el dolor y la pérdida era un regalo. Esos abortos me enseñaron que tenía que aprender a cuidar de mí misma antes de ser madre de otra persona”.

Beyoncé©@beyonce
Beyoncé y su hija mayor Blue Ivy, de siete años

En 2013, ‘Bey’ se refirió a ese episodio en su vida en el documental Life is but a dream de HBO, y reveló que era “lo más triste que había vivido nunca”. Su esposo, el rapero Jay-Z también se pronunció sobre esta experiencia y lo hizo a través de su canción Glory. En enero de 2012, la vida de ambos se transformó con la llegada de su primogénita, Blue Ivy, y cinco años después, los cantantes se convirtieron nuevamente en padres con el nacimiento de los mellizos Sir y Rumi.


Beyoncé©@beyonce
Con esta imagen, Beyoncé dio a conocer la llegada de sus mellizos

“Tuve a Blue y la búsqueda de mi yo interior fue mucho más profunda. Morí y renací de la relación conmigo misma. Ser ‘la número uno’ ya no era mi prioridad. Mi verdadera victoria ha sido crear arte y un legado que vivirá mucho más allá de mí. Eso es muy gratificante”, reveló en la entrevista.

Tras la dicha de haber recibido a sus hijos, para Beyoncé venía la parte más compleja: organizar su vida y encontrar un balance entre su faceta personal y profesional. “Me aseguro estar presente para mis hijos: dejar a Blue en el colegio, llevar a Rumi y a Sir a sus actividades, tener tiempo para mis momentos con mi esposo y llegar a tiempo a casa para cenar en familia, todo mientras dirijo una empresa puede ser desafiante”, explicó. “Hacer malabares con todos esos roles puede ser estresante, pero creo que es la vida para cualquier madre trabajadora”.

Más segura que nunca

¿Y qué es lo que más le molesta que le pregunten? Con toda la sinceridad que la caracteriza, contestó: “Cuando me preguntan si estoy embarazada. ¡Salgan de mis ovarios!”. Este cuestionamiento ha sido uno de los más recurrentes en los últimos meses, pues en sus redes sociales la intérprete de Love on top se ha mostrado con ropa más holgada y una figura más curvilínea.

“Deseo que las personas se centren en descubrir la belleza dentro de sí mismos en lugar de criticar a otros”, aseguró la artista, quien conoce de primera mano los efectos que los cambios físicos le han traído. “Si alguien me dijera hace 15 años que mi cuerpo sufriría tantos cambios y fluctuaciones, y que me sentiría más femenina y segura con mis curvas, no lo habría creído. Pero los niños y la madurez me han enseñado a valorarme más allá de mi apariencia física y a comprender que soy más que suficiente sin importar en qué etapa de la vida me encuentre”.

More about