Karol G se confiesa y admite ser una 'gordita de corazón'

La cantante se sinceró y admitió su gusto por la comida

Sin duda alguna, una de las tareas más difíciles para cualquier persona es el mantenerse en forma. Eso lo tiene muy en claro Karol G quien, a pesar de tener unas curvas de impacto, ha confesado que no le resulta nada fácil cuidar su envidiable figura, pues eso de cuidar lo que come no va mucho con su personalidad.

karlo-g-1VER GALERÍA

Karol G es poseedora de un cuerpo envidiable

Así lo reveló la bella intérprete de Ocean, quien a través de un video que compartió en sus redes sociales, se sinceró y habló de lo difícil que le ha resultado mantenerse en forma y no caer en los excesos. “Desde que yo ando con mi hermana, en mi habitación solamente hay agua, agua, agua…ah…y un plato de ensalada”, se escucha decir a la colombiana en su video, mostrando que su habitación de hotel no hay más que botellas de agua.

karlo-g-2VER GALERÍA

Las curvas de la cantante son impactantes

Transparente como siempre, Karol le habló a sus fans directo a la cámara y de una forma muy sincera les dijo: “No se vayan a fumar ese cuento de que yo soy la persona más fitness del mundo”, dijo la cantante sobre los elogios que en ocasiones ha recibido gracias a sus pronunciadas curvas y su escultural figura.

Más noticias como ésta:

¿Karol g y Anuel AA se casaron en secreto? Sus fans creen que sí y esta es la razón

- Karol G confiesa por qué no tiene prisa de casarse con Anuel AA

Karol G continuó con sus confesiones y de forma muy tierna admitió que no siempre está en su mejor forma. “Yo. Este ser humano que está aquí…soy una gordita de corazón y a veces de cuerpo también; a veces estoy bien, a veces estoy gordita", dijo la intérprete sin temor a admitir que le gusta el buen comer. “La mayoría de las veces estoy muy gordita porque me quiero comer hasta las paredes, pero así es mi vida”.

karlo-g-3VER GALERÍA

Karol G confesó ser una amante de la comida

La colombiana finalizó sus confesiones contando una simpática anécdota de cuando era tan solo una niña. “Me estaba acordando que cuando iba al colegio todo el día me la pasaba pensando que ya quería que fuera la hora de salir e irme para la casa a almorzar”, contó. “Me iba todo el camino pensando que iba a haber de almuerzo y llegaba a mi casa y había sopa de verduras”, contó Karol generando las carcajadas de todos los que estaban ahí.

Más sobre