Ferdinando Valencia revive el dolor de los últimos momentos al lado de su hijo Dante

El actor y su pareja, Brenda Kellerman, recordaron cómo fueron las horas más angustiosas que vivió desde el día que su hijo Dante se enfermó

Dicen que el tiempo cura las heridas y que compartir con la gente los momentos más complicados ayuda a sanar. Quizá por ello es que Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman abrieron su corazón como nunca antes para recordad a detalle cómo fueron las horas más difíciles de sus vidas, esas que los marcaron para siempre y que jamás olvidarán. La pareja recordó cómo inició esa pesadilla que culminó con la pérdida de Dante, uno de sus mellizos de sólo tres meses de edad. Una charla que conmovió a cada uno de sus seguidores.

Ferdinando Valencia y su familiaVER GALERÍA

Brenda Kellerman y Ferdinando Valencia repasaron cada minuto desde que su hijo Dante cayó enfermo

En la entrevista que sostuvieron con Jorge "El Burro" Van Ranking para el programa mexicano Hoy, la pareja recordó que llevó al niño al hospital pensando que podría estar incómodo por problemas del estómago. Sin embargo, al estar frente a los médicos, Dante empezó a convulsionarse.

Loading the player...

 

Notas relacionadas:

- Ferdinando Valencia retoma su carrera tras el fallecimiento de su bebé

- Ferdinando Valencia recuerda los inicios de su historia de amor con Brenda Kellerman 13 años atrás

"Tuvieron que hablar a un hospital especializado para enviar una ambulancia y esa tarde en la que salimos para que nos dieran supositorios para el niño, se convirtió en 23 días de hospital", contó el actor. Fue entonces cuando los papás se enteraron que el bebé había contraído una bacteria que le provocó meningitis.

Ferdinando Valencia y su familiaVER GALERÍA

Dante contrajo una bacteria que puso en riesgo su salud

Un rayo de esperanza parecía haber llegado a sus vidas cuando en el día 23 los médicos aseguraban que el niño estaba curado y que se lo podían llevar a casa. Tranquilos, Ferdinando y Brenda se fueron a casa con la palabra médica de que el niño no regresaría al hospital por meningitis. Incluso querían viajar para iniciar la vida que tanto imaginaban junto a sus dos bebés.

Sin embargo, la situación distaba mucho de sus planes. Al regresar a la Ciudad de México y reunirse con la familia, Dante presentó fiebre y al llevarlo al médico, volvió a convulsionarse. El corazón de ambos sufrió un vuelco al saber que su hijo seguía con meningitis.

Ferdinando Valencia y su familiaVER GALERÍA

Por un momento, los padres tuvieron una esperanza de que su hijo había mejorado

"Cuando reciben al niño le sacan muestras de líquido cefaloraquídeo para determinar a través de la mezcla con diferentes cultivos para determinar qué antibiótico necesitaba. Y le dan 21 días de tratamiento", recordó Ferdinando, quien vio una mejora en su hijo gracias a ese medicamento.

De nuevo, las esperanzas se vinieron abajo al notar que el antibiótico estaba atacando a la bacteria más no erradicándola. "Ya tenía la bacteria trabajando mucho tiempo en el niño", dijo afligido. Las convulsiones se hicieron más comunes hasta que una muy fuerte hizo que los padres, asustados, acudieran a otro hospital.

Ferdinando Valencia y su familiaVER GALERÍA

Dante recibió un medicamento que no ayudó a eliminar la bacteria que le costó la vida

El diagnóstico que pudo haberse evitado

Después de viajar a Guadalajara, a un nuevo hospital, la pareja escuchó de los médicos que el niño no sólo padecía meningitis, sino que también tenía "hidrocefalia, un derrame cerebral, neumonía, el corazón tenía insuficiencia cardiaca y los riñones no estaban trabajando", recordó Ferdinando.

Una vez más la esperanza parecía iluminar sus vidas, pues parecía que el pequeño había ganado esta batalla. "Nos dijeron 'parece que ya la libramos'... Y al día siguiente se murió Dante", dijo visiblemente afectado el actor al igual que su pareja.

Ferdinando Valencia y su familiaVER GALERÍA

El 3 de agosto, Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman recibieron la peor noticia que podrían escuchar como padres

"Nos hablaron y nos dijeron que fuéramos. El niño tenía un sangrado de uno de sus pulmones", recordaron ambos. Cuando Ferdinando le preguntó al doctor qué sucedía, él respondió con las palabras que ningún padre con un hijo enfermo quisiera escuchar: "Despídanse de él", dijo con la voz entrecortada. Un momento que desgarra el corazón de ambos y que causó conmoción entre sus seguidores.

Más sobre