Raúl de Molina hizo de su reto para bajar de peso un nuevo estilo de vida. Si bien el presentador de El Gordo y la Flaca ya cumplió con su propósito de bajar 40 libras, el ejercicio y una dieta balanceada ahora son parte de su rutina. Sin embargo, siempre que existe una buena razón, Raúl de Molina no duda en romper su dieta, como lo hizo hace unos días, cuando visitó el restaurante de su amigo, el actor Julián Gil.

Raúl de MolinaVER GALERÍA

Raúl de Molina disfrutó de los platillos puertorriqueños que el actor se Por Amar Sin Ley sirve en su restaurante La Placita, ubicado en Miami. Ahí, el presentador no sólo probó el típico mofongo, sino que se metió hasta la cocina y aprendió a preparar el plato hecho a base de plátano frito machacado.

Notas relacionadas:

- ¿Qué puso a bailar de alegría a Raúl de Molina en sus vacaciones?

- Raúl de Molina felicitó a su hija Mía por sus 19 años con un tierno mensaje

Junto a los chefs del lugar, De Molina conoció las empanadas de pizza, un plato que según contó el actor, es lo que los niños comen en las escuelas. Encantado con los platillos que probó, Raúl de pronto encontró la forma de equilibrar la comilona con su dieta. "Gracias a Julián rompí mi dieta de Prtikin, pero mañana me voy dos horas al gimnasio. Ya hoy no como más", dijo con humor para luego asegurar que todo estaba "riquísimo".

Raúl de MolinaVER GALERÍA

La ruta llena de sabor durante las vacaciones de Raúl de Molina

Para el amigo de Lili Estefan, esta parada en Miami con sabor a Puerto Rico es una más en su tour gastronómico. Un par de semanas atrás, Raúl de Molina viajó por Europa en busca de los mejores restaurantes, aquellos calificados con tres estrellas Michelin, es decir, lo más alto.

Tras varios días entre España, Francia e Italia, Raúl y su esposa Mily de Molina conocieron no sólo los lugares más top, sino que recorrieron los sitios turísticos más llamativos. De regreso, Raúl aseguró haber ganado un par de libras, pero con esfuerzo y dedicación, se encargó de perderlas gracias a una dieta balanceada y mucho ejercicio.

Raúl de MolinaVER GALERÍA

A principios de año, Raúl de Molina contó en el programa de Univision su principal propósito de 2019: bajar de 30 a 40 libras sin recuperar el peso perdido. Aunque es un reto que había hecho en ocasiones anteriores, siempre regresaba a la rutina alimenticia que lo hace ganar libras. Esta vez parece que todo es diferente y, a pesar de las tentaciones que se ha encontrado en el camino, no pierde la fuerza de voluntad.

Raúl se internó en una clínica especializada para perder esas libras de más. Ahí, comentó, inicia las mañanas con un desayuno sin grasas, pero con gran sabor. Después tiene diversos entrenamientos físicos como natación, ejercicio de cardio, ¡y hasta zumba! Con ellos se mantiene en movimiento justo antes de la comida, que también es una selecta combinación de ingredientes que no sólo aportan sabor sino que cuidan su peso.

More about