Karla Martínez se sometió a la entrevista mas compleja de todas, a cargo de sus dos hijas, Antonella, de 12 años, y Michaella, de 10. Las niñas, junto con la producción de Despierta América, pusieron a ‘temblar’ a su mamá con sus preguntas, y hasta le sacaron las lágrimas con algunas de ellas, pues llegaron hasta lo más profundo de su corazón. Esta es una de las contadas ocasiones en las que la presentadora presume a sus hermosas hijas, las cuales son fruto de su matrimonio con Emerson Peraza, con quien tiene 14 años de casada. 

Karla Msrtínez y sus hijas VER GALERÍA

“¿Cuál es tu mayor arrepentimiento?”, preguntó una de las niñas. Karla se quedó sin palabras, pues no esperaba una pregunta así de fuerte que viniera de parte de ellas. La comunicadora se quedó en silencio por unos segundos y comenzó su respuesta: “No es como arrepentimiento, pero si me pregunto constantemente si fui buena mamá. A veces digo, ‘¿será que fui suficientemente cariñosa?’ o a veces me pregunto, ‘¿será que las disfruté?’”.

Karla Martinez VER GALERÍA

“Crecieron muy rápido. A veces pienso que me hubiera gustado tener más tiempo para ustedes”, señaló con la voz entrecortada. En seguida, las niñas se abrazaron a ella, mientras Karla no dejaba de decirles lo mucho que le hubiera gustado estar con ellas cuando eran pequeñas. “Me hubiera gustado tener más tiempo para disfrutarlas, para decirles cuanto las amo y decirles lo orgullosa que estoy de ustedes dos. Las amo con todo mi corazón”, dijo la animadora. “Me hacen tan feliz… Es la mejor entrevista que me han hecho en toda mi vida”.

Más notas como esta:

- Como en pocas ocasiones, Karla Martínez luce su silueta en un traje de baño

- Karla Martínez le revela a Francisca Lachapel sus secretos para un buen matrimonio

Así fue el primer beso de Karla Martínez

Además de expresarle a las niñas cuanto las amaba, también hubo lugar para las risas. Michaella le preguntó a su mamá que a qué edad había sido su primer beso y cómo fue. Entre risas, la presentadora de 43 años recordó ese divertido momento de su adolescencia… Eso sí, les advirtió a sus hijas que ellas no podían hacer lo mismo y que aún no estaban en edad.

Karla MartínezVER GALERÍA

“Fue a los 15 años, más o menos. Estaba por cumplir 15 años. Íbamos en una excursión en la escuela. Iba yo sentada en el camión, yo era bien buena niña, y me quede dormida", indicó la presentadora, mientras las chicas estaban atacadas de la risa y no podían creer lo que su mamá les estaba contando. "Y de repente, siento así un beso, abrí los ojos y me moría de la pena, me dio mucha mucha vergüenza... Estaban ahí todos mis compañeros y empezaron a hacer burla". 

Karla contó que estaba tan confundida por lo que había pasado que fue directo ¡a una iglesia! "Pensé que era pecado y me fui a confesar con un padre", les dijo a sus hijas, mientras ellas la miraban divertidas.

More about