Descubre cuál es el corte 'bob' que más te favorece según la forma de tu cara

Redonda, rectangular, cuadrada... encuentra tu peinado de tendencia perfecto

Sí, el corte bob nunca pasa de moda y no entiende de estaciones, pero si llevas un tiempo pensando en darle una oportunidad al pelo corto... seguro que el calor del verano ha terminado de convencerte. Para que el resultado sea perfecto, que el peluquero estudie bien tus rasgos para dar con la forma que mejor te sienta es un paso fundamental y es que, según tengas la cara redonda, cuadrada o alargada, existe un look a medida para ti. Porque en cuestión de peinados, la fisionomía juega un papel fundamental y si hace unos días te explicábamos por qué el cambiarte el lugar en el que colocas la raya de pelo te iba a hacer sentir mucho más guapa, ahora te aconsejamos que adaptes tu próximo cambio de look a tu rostro. Descubre si te quedará mejor un corte recto, asimétrico o más o menos largo en función de tus facciones: 

kaia-gerber-bobVER GALERÍA

-Te presentamos el 'Micro-dusting', el corte que sanea el pelo sin perder longitud

"Conozco a muchas personas que no se atrevían a cortar ni un centímetro de su larga melena y cuando lo hicieron su vida cambio por completo. Creo que el corte bob es universalmente favorecedor", asegura la peluquera y youtuber Aly Art en su canal. Dicho esto, la experta también advierte que darle la forma adecuada al corte es lo que va a conseguir que te quede bien. Para ayudarte a dar con tu look ideal, Aly hace un repaso de los tipos de rostro más comunes y explica cuál es el bob que recomienda a cada uno de ellos. Si has decidido refrescar tu peinado de cara al verano, este es el estilo que mejor te va: 

Si tu cara es redonda

Este tipo de cara es casi igual de alta que de ancha y las facciones son suaves, es decir, la estructura ósea no está marcada. Según la peluquera, todas las longitudes quedan bien menos las más cortas a la altura de las orejas porque hará que la mandíbula parezca aún más redonda. En cuanto a la forma de peinarlo, lo mejor es crear volumen en la zona de las raíces y evitar los looks muy pegados a la cabeza para no enfatizar la redondez del rostro. Los acabado asimétricos también ayudan a estilizar las facciones. 

Si tu cara es alargada

Es decir, es más larga que ancha y con las facciones redondeadas: "Lo único que debes evitar es crear volumen en la zona de las raíces", explica Aly en su vídeo. Además, explica que si el bob llega a la altura de la barbilla conseguirá que el conjunto parezca más ancho. En cuanto al peinado, las ondas laterales es el look ideal para lograr una mayor armonía en todo el conjunto. 

bob-corteVER GALERÍA

-Repite este ritual durante el verano y tu pelo estará precioso en septiembre

Si tu cara tiene forma de diamante

Eso significa que la parte más ancha es la de los pómulos y se estrecha en la frente y en la barbilla, que es puntiaguda. Aunque dice que el único corte que acentuará más la anchura de las mejillas es precisamente el bob que acabe a esa altura, asegura que el resto de versiones van a favorecerte. Sin embargo, si tienes la barbilla muy prominente y quieres disimularla, evita los acabados asimétricos en el que los mechones más largos son los delanteros que centran la atención en este rasgo. 

Si tu cara tiene forma de corazón

Entonces tienes la frente ancha y la barbilla puntiaguda. En este caso, un bob a la altura de la mandíbula hará que esta parezca aún más grande. La peluquera recomienda los cortes más largos paralelos a la barbilla e incluso los asimétricos, que van a enmarcar todo el rostro gracias a los mechones más largos delante y más cortos en la zona de la nuca. 

corte-bobVER GALERÍA

-Las claves del 'hair contouring': así es como debes darte las mechas según tus facciones

Si tu cara es rectangular o cuadrada

"Un corte uno o dos centímetros por debajo de la barbilla te sentará espectacular", aconseja Art. En el caso de que sea más cuadrada, es decir, igual de larga que ancha y con la mandíbula y la frente de un tamaño parecido, la solución para alargar las facciones consiste en añadir volumen en la parte superior. Además, también recomienda que las puntas acaben un poco por debajo de la mandíbula. En cuanto al estilo, explica que tanto el corte recto como el asimétrico favorece, así que todo depende de tus preferencias personales.

Más sobre