Las claves del 'hair contouring': así es como debes darte las mechas según tus facciones

Dinos cómo es tu cara... y te diremos dónde tienes que iluminar tu melena para estar guapísima

El contouring es una técnica de maquillaje en la que se intensifican las sombras del rostro para estilizar los rasgos y se iluminan los puntos más altos para que destaquen todavía más. El resultado, cuando se realiza de forma correcta, suele ser unos pómulos más prominentes, unas facciones más esbeltas e incluso una nariz más estrecha. Esta forma de maquillarse que revolucionó el ritual de belleza de muchas -el de Kim Kardashian, la primera- también se aplica al cabello. Se llama hair contouring y consiste en trabajar las mechas en lugares estratégicos para conseguir los mismos efectos embellecedores que logran los polvos de sol y los iluminadores en la piel. Para potenciar los beneficios de estos reflejos transformadores, los expertos estudian la forma de la cara para realizar una aplicación del color a medida. Descubre cuáles son las mechas que mejor le sientan a tu fisionomía. 

mechas-caraVER GALERÍA

-5 tendencias en corte y color que te harán desear un cambio de look este verano

Elle Bangs es una exitosa youtuber y experta peluquera que da consejos sobre cabello a través de su plataforma online. Aunque ha publicado muchos vídeos sobre peinados o cortes personalizados según tus rasgos faciales, asegura que adaptar la colocación de las mechas a la forma de la cara puede que sea el secreto más favorecedor de todos. En la grabación, Bangs explica que jugar con las intensidades del rubio de los reflejos combinados con el tono de base de cada melena, ayuda a destacar algunas partes del rostro y a disimular otras. Así se realiza el hair contouring perfecto para ti: 

Cara ovalada

"Como la mayoría de vosotras sabéis, la ovalada es considerada la forma de cara ideal", asegura la experta. Una de las ventajas de tener unas facciones perfectamente armónicas es que casi todas las técnicas de coloración, maquillaje o peinado favorecen. La conclusión de la peluquera es que este óvalo facial es ideal para experimentar sin miedo. 

Cara de diamante

Esta forma de cara se caracteriza porque los pómulos son prominentes, la barbilla puntiaguda y la frente estrecha. Para este tipo de rostro, Elle recomienda las mechas californianas o las que se trabajan en degradado: la zona de las raíces comienza del color natural y los reflejos se aplican desde debajo de las orejas hacia las puntas. "Lo que se consigue es añadir volumen justo en la zona en la que se necesita", aclara la especialista, es decir, en la de la mandíbula.

mechas-veranoVER GALERÍA

-Nuevos tratamientos de peluquería con los que tendrás pelazo antes de que llegue el verano

Cara alargada

Este tipo de rostro es más largo que ancho y el objetivo consiste en conseguir la ilusión contraria. "Definitivamente, en este caso querrás añadir luz en las zonas que rodean a la cara". Gracias a estos reflejos que comienzan desde arriba del todo y bajan hasta el final de la mandíbula, se rompe la verticalidad y se aporta equilibrio a todo el conjunto. 

Cara triangular

Esta técnica de aplicación de mechas es perfecta para aquellas con una mandíbula prominente y una frente estrecha. En este caso, Bangs recomienda centrar los puntos de luz en la parte superior de la cabeza, de esta forma se centra la atención en esa zona y se disimula el ancho en la franja inferior del rostro. La peluquera avisa de que no hace falta que el contraste entre las raíces claras y las puntas oscuras sea intenso, de hecho, asegura que con puntos de luz muy sutiles el resultado es mucho más armónico. 

mechasVER GALERÍA

-Las vitaminas y minerales con 'efecto pelo bonito' que querrás incluir en tu dieta

Cara corazón

Por último, este tipo de rostro se caracteriza porque la frente es más ancha que la parte de abajo, que se estrecha en forma de pera boca abajo. En este caso, la especialista aconseja que los puntos de luz se centren en los mechones más próximos a la cara y a la franja inferior de la melena, desde las orejas hacia abajo. La parte superior quedará más oscura exceptuando la parte más cercana al rostro. "Tener esa especie de halo más oscuro en la parte superior consigue que la frente parezca mucho más estrecha", asegura Elle. 

Como consejo final, la youtuber explica que con estos conceptos básicos se entiende el poder que consigue un poco de luz en lugares estratégicos del rostro, después, se pueden adaptar a cada caso particular. Y es que, al igual que con el maquillaje, los puntos de luz logran que determinadas facciones resalten más, y también al contrario, pues las zonas que permanecen oscuras minimizan los rasgos que se quieren disimular. Una lección de hair contouring con la que inspirarte para tu próximo cambio de look. 

Más sobre

Read more