Se llama DMAE y es la molécula con efecto 'lifting' favorita de las farmacéuticas

¿Conoces el neutronsmisor que está revolucionando las cremas y los sérums antiedad?

Ellas hace tiempo que lo conocen. Años. Y a nosotras nos gusta todo lo que nos han contado sobre la molécula de moda. Porque está en cremas, tratamientos y suplementos nutricionales. Su nombre técnico es dimetilaminoetanol, y su traducción, una sustancia de origen natural que se encuentra principalmente en algunos pescados azules como las sardinas, el salmón salvaje y las anchoas, y que se produce de manera natural en el cerebro humano. Es un análogo de la colina (lecitina) e hidrosoluble. Pero la gracia (estética y orgánica) está en que “al ser un precursor de la acetilcolina, un neurotrasmisor implicado en la contracción de los músculos, genera un efecto de minilifting”, explica el doctor Ricardo Ruiz, dermatólogo y director de CDI (Clínica Dermatológica Internacional). ¿Quieres descubrirlo todo sobre el beneficioso efecto que el DMAE puede tener en tu piel?

VER: Nuestra selección de cosméticos formulados con DMAE

Los efectos del DMAE: antiedad, anticelulítis...

"Se trata de una molécula muy pequeña que penetra en la piel muy fácilmente y se dice que por vía oral actúa como un antioxidante y antiinflamatorio, mientras que tópicamente produce una contracción muscular ligera aumentado la firmeza de la piel y reduciendo su flacidez”, reconoce el doctor Ricardo Ruiz. Por eso, lo podemos encontrar como principio activo en algunos de los cosméticos más modernos de la industria de la belleza, habitualmente en sérums o ampollas debido al minúsculo tamaño de la molécula, aunque también se puede encontrar en formato de crema. “En los cosméticos, actúa con un ligero efecto lifting al contraer ligeramente la musculatura (algunos pacientes aseguran que los efectos de tensado de la piel son notables a los 20 minutos de su aplicación)”, según Ruiz, pero también “hidrata y estimula la síntesis de colágeno”, añade la farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia y experta en dermocosmética.

De hecho, si la cantidad equivalente al tamaño de una perla de una solución que contenga DMAE se extiende en un lado de la cara, suavemente aplicada en el surco nasogeniano, en el contorno de ojos, frente, bajo la barbilla y en el cuello, los resultados se pueden ver en pocos minutos. “El lado de la cara y mandibular con DMAE aparecerá́ más definido, el arco del ojo estará más abierto, y el surco nasogeniano menos marcado. El efecto es llamativo. El DMAE también es ideal para alisar la piel de naranja de los muslos y la parte superior de los brazos”, promete Raquel González, directora de educación de la marca Perricone MD. E incluso actúa a nivel muscular. Y es que “si el músculo bajo la piel está tonificado, a la piel le costará más envejecer, porque tiene un gran sostén. Cuando esos músculos están decaídos, se aprecia un descolgamiento del tejido, muy común en ojos, mejilla, mandíbula y cuello”, recuerda González.

LEE TAMBIÉN: 10 cremas hidratantes para combatir la aparición de las primeras arrugas

La próxima tendencia en cosmética

En la calle, se empieza a hablar de este activo, y las mujeres ya lo piden en las farmacias. Aunque aún no es tan conocido como el retinol o el ácido glicólico, sí está empezando a ser demandado, gracias, en parte, a Arturo Álvarez-Bautista, uno de los cosmetólogos más mediáticos, que es un gran fan. Aunque no se puede asegurar que no se formularan productos previamente con DMAE, la primera patente oficial relacionada con él y de vinculación exclusiva al uso tópico para revertir el envejecimiento es del doctor estadounidense Nicholas Perricone, famoso por desarrollar la dieta de 28 días que lleva su nombre (la sigue Victoria Beckham), y quien descubrió los efectos del DMAE mientras trabajaba en un hospital de psiquiatría.

VER: Nuestra selección de cosméticos formulados con DMAE

De hecho, a nivel cerebral, hay estudios que apoyan que el DMAE por vía oral previene la pérdida de memoria cognitiva, pudiendo ser un poderoso aliado para evitar enfermedades como la demencia. “Además, en diferentes estudios realizados durante las décadas de los años 50, 60 y 70 se demostró que ayuda a reducir la hiperactividad. Otros subrayan que quienes siguen dietas ricas en DMAE aprecian una clara mejoría en su estado de ánimo y en situaciones depresivas, siendo positivo para evitar la irritabilidad”, remata Raquel González. En cuanto a la cantidad necesaria para que sea eficaz, por vía tópica se utiliza habitualmente a una concentración de entre un 3% y un 10%, y generalmente combinada con otros activos; en cuanto a la oral, aún no hay estudios concluyentes. “Los pacientes que la utilizan lo complementan con sustancias como los derivados de la vitamina A, la C y los ácidos alfahidroxiácidos”, detalla el doctor Ruiz.  

Más sobre

Read more