Tras conquistar las pestañas, las extensiones llegan a las cejas

Todo lo que debes saber sobre la última técnica para darles densidad y hacerlas más bonitas

Las cejas cada vez tienen más presencia en nuestra agenda de belleza. Les dedicamos cada vez más atenciones para conseguir que el perfecto marco de nuestra mirada se muestre impecable. Por eso, son muchos los tratamientos que tienes al alcance de tu mano para embellecerlas. Uno de ellos son las extensiones. Sí, seguro que has escuchado hablar de este procedimiento para tus pestañas, pero tal vez no sabías que también tus cejas pueden beneficiarse. Puede influir la propia genética o bien te has pasado con las pinzas; el caso es que poco a poco ves cómo han perdido grosor o incluso han aparecido en ellas pequeñas calvas. Cualquiera que sea la causa de un empobrecimiento o ausencia total de vello en las mismas, puede solucionarse con las extensiones, que se convierten en una alternativa al maquillaje. Así, como te decimos, se puede recurrir a este tratamiento en caso de alopecia, una depilación fallida o incluso tras un tratamiento oncológico, tal y como nos explican en Lashes & Go. 

Lee también: El poder rejuvenecedor de unas cejas tupidas: la evolución de las 'celebrities'

¿Cómo funciona este tratamiento? "Consiste en colocar con un adhesivo pelos sintéticos para imitar el pelo natural", nos cuenta Alba Lahesa, Directora General y de operaciones de la firma, quien nos comenta que estamos ante una buena alternativa para los casos de cejas que han perdido densidad y volumen. "Está recomendado para todos los casos, cejas con alopecia completa o personas en tratamientos oncológicos, poco pobladas, con una forma irregular o fea, sea el caso que sea, sirve ¡y quedan genial!", nos dice. "La técnica consiste en la aplicación de pelitos que han sido diseñados especialmente para que parezcan nuestras propias cejas. Existen distintos tamaños de extensiones desde 2 mm hasta 9 mm,  y distintos colores", nos explica por su parte Patricia Chávez, Directora Ejecutiva de Lovely Lashes España, quien nos detalla el paso a paso: una vez que el técnico haya elegido el color y los tamaños a usar, con la ayuda de las pinzas,  empezaremos a untar la base de la extension con el adhesivo formulado especialmente para trabajar sobre la piel, desde el inicio de la ceja hasta llegar al final.  En el transcurso, la dirección de los pelos va cambiando para obtener un resultado muy natural. 

Tal vez uno de los aspectos que más puede preocuparnos es si el resultado será natural. Desde la cadena de centros especializados en diseño y tratamientos de cejas y pestañas nos cuentan que así es. "Nadie va a notar que las llevas. Hay varios tamaños y colores con los que podemos trabajar, así siempre se consigue un resultado natural 100%", apunta Lahesa. Es, por lo tanto una alternativa más para una zona que ha cobrado tanto protagonismo, y es que ya te hemos hablado también de opciones como el tinte o el microblading, dos de los tratamientos más demandados en los centros. "Son muy diferentes entre sí y no hay una opción que sea la mejor, simplemente depende de la ceja de la clienta y del resultado que busque. Lo mejor es pasarse por un centro y que hagan una valoración personal", añade la experta de Lashes & Go cuando le preguntamos cuál es la diferencia entre dichos procedimientos. "Las extensiones las debemos considerar como si fueran un maquillaje pero con más duración. Por el contrario el microblading es un tatuaje, sin llegar a obtener los resultados de una micropigmentacion con máquina", matizan desde Lovely Lashes.

Eso sí, también nos cuentan que esta técnica tiene un inconveniente: la duración. "Es lo que peor juega en nuestra contra, tiene una duración de máximo 1 semana, ya que por culpa de la grasa de nuestra piel y la polución del ambiente hace que poco a poco vayan cayendo", afirma Alba Lahesa. ¿Y podemos maquillarnos una vez realizado el protocolo? "Sí podemos maquillarnos con normalidad el resto de la cara, pero la zona de las cejas no debemos tocarla para así no engrasar la zona y acelerar su caída, aparte de que al manipularlas podemos arrancar alguna que otra extensión", matiza. Coincide la experta de Lovely Lashes, quien nos cuenta que una vez puestas, recomiendan maquillarlas solo con sombras de cejas y no utilizar ni lápices ni fijadores.

Más sobre