Todos los secretos de la mascarilla capilar

Con qué frecuencia se debe usar, cómo hay que aplicarla... El experto de Pantene Rafael Artero nos aclara todas las dudas sobre este producto

¿Es necesario aplicar la mascarilla en la ducha?
No necesariamente. Lo importante es conseguir potenciar el efecto de la mascarilla y un buen truco es a través del calor, que podemos conseguirlo en la misma ducha, lavando el cabello primero y dejando actuar la mascarilla durante la duración de la ducha. Pero también podemos lograrlo a posteriori, por ejemplo con un gorro de ducha o con una toalla humedecida en agua caliente. En cualquier caso, hay que dejar actuar el producto durante al menos 3 minutos.

¿Es mejor aplicarla con las manos o con un peine?
Cuando aplicamos la mascarilla con las manos, en realidad estamos haciendo un pequeño masaje en el pelo que provoca calor y, por tanto, potencia el efecto del producto. Una vez dado este masaje, se puede pasar un peine, pero siempre evitando que el producto entre en contacto con la raíz.

¿Se puede usar con el pelo húmedo pero sucio?
La mascarilla aporta hidratación intensiva al cabello, pero sus efectos son el resultado de un buen sistema de lavado del cabello. Por ello no debemos olvidar los pasos previos y fundamentales de lavado y acondicionado.

¿Nos puede dar unos consejos básicos para el ritual del lavado, acondicionado e hidratación del cabello?
Utilizar un sistema de lavado indicado para nuestro tipo de cabello -en función de nuestro cuero cabelludo y del estilo que queramos conseguir-; antes de lavar el pelo, cepillarlo para eliminar restos de productos de fijación. Humedecerlo con agua tibia al tiempo que cuelga de forma natural; emplear el equivalente a una nuez de champú y extender con un masaje suave y aplicar siempre un acondicionador apropiado después de lavar el cabello. El movimiento debe ser de las puntas hacia arriba y sólo donde se necesite.

Más sobre