En cuestión de recogidos, todo vale. Atrás quedaron los tiempos del recato y de llevar cada pelo en su sitio: la actualidad demanda propuestas desenfadadas y traviesas, donde el cabello sigue sus propias pautas. Los pasadores se convierten en parte del peinado y permiten recogidos de todo tipo, desde el más vestido hasta el más casual.

En casa: Los recogidos informales no requieren gran destreza. Justamente ese aire falsamente descuidado hace que sean sencillos de realizar. E incluso ni siquiera hace falta tener el cabello en una sola capa: la moda apuesta por pasadores y todo tipo de horquillas que recogen flequillos, capas rebeldes o incluso rizos sueltos.

El consejo del experto: El principal truco del peluquero Andy Uffels es aplicar primero espuma, para domar mejor el pelo, y después, hacer una coleta alta, cuidando que no parta de la coronilla. "¡Parecerías una animadora!", afirma. A continuación recomienda retorcer el cabello, imitando la figura de un ocho y sujetándolo con horquillas de moño para crear un recogido muy especial.

En la peluquería: Los postizos son el complemento ideal para crear recogidos muy especiales. Con ellos se consigue transformar un pelo corto en una melena o crear volumen en melenas escasas. No hace falta grandes pelucas, sino tan sólo unos pocos mechones, pero siempre del mismo tono del cabello, para conseguir un efecto natural.

Más sobre

Read more