Todo sobre mi piel

Todo lo necesario para crear una piel impecable.

Una piel pluscuamperfecta. Lisa, satinada, sin imperfecciones. ¿Quién no firmaría ahora mismo por algo así? Todas. Lógicamente, el primer paso es cuidarse la piel, ¡sin duda! Y como arma secreta infalible y apoyo decisivo, están las bases de maquillaje y el mundo que gira a su alrededor. Preparadores, correctores, polvos traslúcidos… Un universo que se expande para ofrecer un producto diferente y específico para cada tipo de piel. Los fondos se convierten en ‘Photoshop’ para la tez, la herramienta capaz de embellecer, camuflar y mejorar la piel.

Preparadores de la tez
Los nuevos ‘borran’ las arrugas
Fueron el secreto de los maquilladores profesionales, pero no están tardando en pasar a ser conocidos por todas las amantes de la piel bonita. Bajo este concepto genérico se encuentran todo tipo de productos que, aplicados bajo el fondo de maquillaje, dan más luz y un aspecto más transparente -¡e incluso más liso!- a la piel.

Mejor color. Existe una generación completa de preparadores que se usan para dar un tono más bonito y luminoso. Se extienden por todo el rostro, pudiendo aplicarse un extra de producto en las zonas que se quieran dar más luz, y en general requieren extender después la base para sacarles el mejor partido. Es cierto que es un extra de trabajo para todos los días, pero son excelentes para ocasiones especiales o todos aquellos momentos en que nos queramos ver realmente radiantes.
* Truco extra: Su uso no está limitado al rostro. No hay que temer experimentar con ellos en el escote e incluso brazos y piernas, especialmente en verano.

Piel más tersa. La última tendencia en preparadores gira en torno a las arrugas. En concreto, a como disimularlas. Se basan en complejos siliconados que "rellenan" las arrugas y las difuminan, al crear una superficie lista sobre ellas e igualar el relieve de la piel. Se pueden aplicar sobre todo el rostro o sólo en zonas concretas, habitualmente el labio superior, las patas de gallo o el surco nasogeniano. ¿El secreto? Aplicarlo mediante toquecitos, sin extenderlo demasiado, y no gesticular durante los dos minutos siguientes.
* Truco extra: Estos productos encuentran grandes adeptas entre las fumadoras, pues ayudan a atenuar las arruguitas típicas del tabaco que se dan en el labio superior.

Más sobre