'Lomi lomi', exotismo hawaiano en forma de masaje

Todos los secretos de esta relajante terapia

Tal vez no había oído su nombre antes, pero lo cierto es que detrás de esta curiosa repetición de palabras se esconde un masaje relajante muy placentero. El lomi lomi procede de los antiguos sanadores hawaianos, que a través de la filosofía Huna trataban el cuerpo y la mente. Es ésta una terapia que combina el trabajo del terapeuta, realizado exclusivamente con los antebrazos, con la geoterapia y la aromaterapia.

Así, es una de las formas más profundas que existen de masajear el cuerpo. Intenta conseguir la armonía total trabajando todos los músculos del cuerpo, facilitando el paso de los fluidos energéticos. El terapeuta realiza movimientos rítmicos con sus antebrazos, que consiguen crear unas ondas sobre el cuerpo que resultan apacibles y vigorizantes al mismo tiempo.

Este trabajo se efectúa en zonas muy distantes del cuerpo (por ejemplo, espalda y caderas) lo que contribuye a la total relajación del cliente ya que a su cerebro le resulta muy difícil concentrarse en dos áreas tan diferentes y se deja mecer por el balanceo armonioso de todo el cuerpo.

Todo ello se une al poder de las piedras calientes en zonas energéticas y reflexógenas así como a los efectos de la aromaterapia, en concreto del agradable aroma del coco. ¿El resultado? Un auténtico placer. Puede disfrutar de él en los centros de estética Biobody de DIR.

Más sobre