La 73ª edición de los Premios de la Academia ha significado el revival del moño de construcción muy trabajada y de aspecto convencional. Tanto Catherine Zeta-Jones, que presentó uno de los premios, como la ganadora del Premio a Mejor Actriz, Julia Roberts, lucían este estilo otorgándole la categoría de super-estrella de la gala, en lo que a looks se refiere. También lo eligieron Jennifer Lopez y Angelina Jolie, que portaba el moño más sencillo. Un recogido de apariencia desmadejada sujetaba la melena de Penélope Cruz.

Otra de las tendencias de la gala que llamó la atención por su escasa representación, reducida a un par de actrices y una cantante, fue el pelo largo y suelto; sin embargo la melena no pasó desapercibida al ser el modelo elegido por unas propietarias excepcionales: Goldie Hawn y Renée Zellweger, en un tono rubio, y la cantante islandesa Björk, en moreno.

  • Julia Roberts presentaba un peinado dividido en tres partes: la primera zona frontal mantenía el flequillo tirante y sujeto; la segunda era una especie de casquete que ocupaba desde la parte superior de la cabeza hasta la nuca, y desde ésta sale el cabello enroscado, tapando la parte posterior del cuello. Sin duda, la flamante ganadora del Oscar ha necesitado ayuda de un postizo para su estático y ordenado moño muy "fin de siglo".
  • Catherine Zeta-Jones, que puede presumir de pelo fuerte, sano y brillante, solucionó su abultado moño sin tener que recurrir a pelo extra. Una sucesión de pequeños mechones estratégicamente distribuidos terminaban reunidos para formar el gran recogido posterior.
  • Penélope Cruz ofrecía la imagen más casual, con su pelo recogido atrás de forma caótica, que dejaba un mechón ondulado como adorno frontal. Este peinado necesita un trabajo previo muy exhaustivo en la melena para que al mantener el cabello unido, sea evidente el acabado de las ondas.
  • Jennifer López sujetaba las amplias mechas de su melena en un moño sencillo. Sin embargo, ella también se había sometido a un laborioso estilismo de melena antes. El pelo se había trabajado con la plancha para hacerle pequeños rizos que se dejaban ver aun con el pelo muy estirado.
  • Goldie Hawn, segura de poseer una melena estupenda, optó por presentarla tal cual. Flequillo y volumen, junto a unas mechas que enfatizaban su rubio natural, eran los únicos detalles dignos de mención en este sencillo pero efectivo peinado.
  • Rene Zellweger apareció con una brillante melena muy capeada, de manera que la parte delantera tenía una gran diferencia de longitud con la capa de atrás. Las puntas terminadas hacia dentro mostraban el enorme trabajo de brushing.
  • Björk, la cantante nominada al Oscar, no dedicó demasiado tiempo a la peluquería. Toda una demostración de naturalidad con su larga melena oscura (que presentaba amplias capas en liso sin trabajo en las puntas) y el flequillo de medio lado.
  • Angelina Jolie se conformó con retirar completamente el pelo de su rostro y llevarlo muy tirante hacia atrás para sujetarlo en un simple moño sin más detalles.

Más sobre