Nieves Álvarez: “Conseguir que un perfume sea tan tuyo que alguien lo relacione contigo es precioso”

Hablamos con la modelo española, nueva embajadora de la firma Rochas

Siempre es un placer hablar con ella, y si, además, ocurre en un entorno agradable, que ya desprende todo el aroma de la Navidad, y con motivo de la presentación de una campaña llena de magia, ¿qué más se puede pedir? Nieves Álvarez nos recibe para presentarnos su nuevo proyecto, que la ha llevado a convertirse en embajadora de 'Momentos mágicos, momentos Rochas'. Y hablamos con ella, sobre todo, de perfumes, pero también de cómo vive la Navidad, de su proyecto televisivo y, por qué no, ¡incluso de redes sociales!

 

Nieves ÁlvarezVER GALERÍA




Embajadora de la campaña 'Momentos mágicos, momentos Rochas', un auténtico clásico del mundo del perfume, ¿cómo has afrontado este nuevo proyecto?
Con una ilusión tremenda. Es una marca histórica, una referencia dentro del mundo del perfume. Rochas ha conseguido pasar de generación en generación y sigue estando ahí, siendo actual y sin perder su esencia y sus valores, que son los que le han llevado a ser un clásico. Me gustan ese clasicismo, esa elegancia, esa frescura, esa feminidad. Además, sus campañas son siempre muy bonitas, siempre te trasmiten los valores muy bien y este año han apostado por darle un aire todavía más mágico, supernavideño. Cuando me presentaron la campaña pensé que era un regalo para mí.

A lo largo de la historia de esta campaña, ha habido muchas embajadoras, ¿por qué crees que te han elegido en esta ocasión?
Porque he tenido suerte, ¡me ha tocado la lotería de Navidad! (risas). Quizá por el estilo, porque represento esos valores de frescura y de ser una mujer actual, positiva, y al final Rochas es eso, es la esencia de la marca. Sin ser pretenciosa y decir que yo soy todo eso, pero sí que me gustan los valores que ellos aportan y reflejan. Las campañas son tan bonitas... Rochas siempre sabe llegar y transmitir muy bien lo que son.

Parafraseando el lema de la campaña, ¿cuál sería para ti un momento especialmente mágico?
Los más pequeños, los más íntimos y los que al final el 99% de la población coincidirá conmigo en que son aquellos que compartes con los tuyos, ya sean familia, amigos, esos momentos que hacen que tu vida sea mucho más bonita.

¿Es la Navidad uno de esos momentos mágicos del año? ¿Cómo sueles celebrarla?
La Navidad es un momento mágico sobre todo cuando eres madre. La vives de una manera muy especial porque ellos lo viven con una ilusión y una inocencia tan bonita... que me encanta. Por ejemplo, el momento de poner el árbol, con ellos cobra más sentido, o ver cómo ponen el Belén, me encanta verles con esa ilusión que sólo se tiene en la infancia, luego ya se convierte un poco en rutina, pero ellos lo viven más.

Y estamos ya a las puertas de un nuevo año. ¿Qué le pides a 2015?
Salud, mucha salud. Solo. Eso trae detrás el resto.

Volviendo al mundo de los aromas, la diseñadora Carolina Herrera ha afirmado en alguna ocasión que "El accesorio invisible para cualquier prenda es un perfume." ¿Estás de acuerdo? ¿Le das mucha importancia a la elección de tus aromas?
Totalmente. Carolina Herrera es una gran dama y sabe muy bien lo que dice. Una de las cosas que más me gusta es cuando asocias un perfume a alguien. Hay perfumes que sabes que son de una amiga tuya, o entras por una escalera y sabes que ha pasado por allí alguien que conoces por su perfume.


¿Prefieres los aromas dulces, frescos, golosos...?
Me encantan los cítricos, por su frescor.

¿Has sido siempre fiel a un mismo perfume o te gusta variar?
Soy bastante fiel. Cambio muy poco. A lo largo de los años, desde que uso perfume he cambiado pocas veces.

¿Hay algún aroma que te traiga buenas sensaciones o recuerdos?
No sabría decirte, pero sí que asocio algunos aromas con personas a las que quiero. Me gusta cuando entras a una habitación y sabes que alguien ha estado allí. Eso me encanta, conseguir que un perfume sea tan tuyo que alguien desde fuera lo relacione contigo es precioso. Y eso que cada perfume huele diferente en cada persona. Me encanta asociar un perfume a alguien.

¿Te gusta regalar perfumes o crees que es algo demasiado personal?
Regalo perfumes si sé el perfume que usa la persona. No me atrevo nunca a regalar un perfume sólo porque a mí me guste, es algo tan personal.... Es un regalo muy bonito, porque significa que te están asociando con un aroma, saber el aroma que le gusta a alguien es ya de una gran intimidad. El otro día regalé uno y acerté, eso me encanta, porque demuestra que conoces a la persona.  Cuando regalas un perfume porque sí, puede ser que a veces aciertes, pero no siempre.

 

Nieves ÁlvarezVER GALERÍA

Como decíamos, llega la Navidad, ¿compartirías con nosotros algún truco para sobrevivir a las fiestas?
Sobrevivir... Yo creo que son momentos muy bonitos, y lo que hay que hacer es vivirlas con ilusión y no pensar demasiado en cuánto voy a tomar o cuánto... vive el momento. Ya en enero será otro año. Es una locura de mes. Entre las cenas navideñas, las cenas familiares, las de empresa... pero es un mes bonito.

¿Apuestas por un maquillaje especial para estos días de tantos compromisos?
De día intento apostar por el maquillaje más natural, que es el que suelo llevar, con máscara, un toque de blush... Voy natural pero me cuido, me gusta seguir una rutina diaria y salir de casa siempre un poquito maquillada. Y por la noche intento marcar un poquito más el ojo. El maquillaje es también un buen accesorio de la mujer, que los hombres no tienen. Podemos cambiar y jugar con los colores.

Tres cosméticos que no pueden faltar en tu neceser...
Una hidratante de labios, una crema de manos y mi perfume.

Pasan los años y sigues estando estupenda... ¿Cual es, para ti, tu secreto de belleza mejor guardado?
No hago ningún truco, os lo prometo (risas). Creo que lo que me mantiene vital es la ilusión con la que vivo mi trabajo. Vivo con ilusión todo aquello que hago, y eso me da muchas fuerzas y eso se transmite en cómo tú te sientes, en la alegría que transmites. Si estás feliz con tu vida se nota. Yo no pierdo nunca la ilusión y por eso me gusta afrontar nuevos retos, que la gente me vea de otra manera, que yo aprenda, porque de pronto me ha salido un nuevo proyecto, para el cual yo pienso que no estoy preparada, y entonces descubro algo nuevo. Siempre se puede aprender, no hay que pensar que porque hayas llegado muy alto, no puedas llegar más. Yo sigo aprendiendo, a veces de gente más joven que yo. Luego, por supuesto, me cuido, pero no hago nada raro, no me tomo una 'pildorita' por la mañana, ni nada de eso. Tengo buena genética y al final el mejor secreto de belleza es la constancia. No vale de nada ir al gimnasio un mes y luego no volver. La constancia te lleva a tener un resultado final.

¿Qué tal la experiencia televisiva? ¿Qué te aporta este proyecto en relación con otros vinculados con el mundo de la moda?
Es otro regalo. Es un caramelo que me han ofrecido con un bonito envoltorio. Es increíble trabajar con un equipo que verdaderamente vive este proyecto con ilusión desde el director a todo el equipo de redacción, todo el mundo lucha por este programa y, poco a poco, estamos consiguiendo que sea un referente dentro del mundo de la moda, que se nos reconozca a nivel nacional e internacional, que diseñadores tanto españoles como de fuera nos abran las puertas de su casa.

Tú habrás tenido mucho que ver para conseguir esto, ¿verdad?
En algunos casos sí, aporto mi granito de arena, porque a lo largo de los años he entablado muchas relaciones en el mundo de la moda, y propongo hacer un reportaje a algunos personajes, pero lo vivimos todos con mucha ilusión, llevamos ya dos años ¡y seguimos!

Hablamos de tu experiencia frente a las cámaras de televisión, pero ¿dónde te sientes más cómoda, en la pasarela, en una sesión de fotos o en tu programa de televisión?
No te sabría decir qué prefiero. Me gusta el momento de la intimidad de un estudio, con el fotógrafo, el estilista y tu equipo, y crear, que lo veo, quizá, más artístico. Pero también el momento de intentar conectar, comunicar delante de una cámara de televisión Y, por supuesto, el directo de un desfile donde el corazón va a mil, son segundos que sales, que tienes todos los ojos en ti y al final de la pasarela oyes el sonido más bonito que hay, que son 'ochomil' flashes que se solapan con la música del desfile y es un momento en el que hay una energía brutal... Cuando haces pasarela y te metes dentro... ¡uf! son sensaciones que solamente si las vives te das cuenta.

Has hecho muchas sesiones de fotos, ¿a qué fotógrafos admiras?
A muchos, tengo mis equipos que son básicos, que entro por la puerta y con un clic ya tenemos la foto. Mario Sierra, Rafa Gallar, Eugenio Recuenco... hay muchos españoles que fotografían muy muy bien. E internacionales, Jean Baptiste Mondino, Peter Lindbergh, que te hace la foto en un segundo, Mario Testino o Tyen. Son grandes fotógrafos, son artistas, y con algunos tienes una conexión especial. Yo en París la tenía con muchos, con Mondino trabajé cuatro veces, pero hacíamos siempre cosas muy buenas, muy creativas y muy distintas, siempre sabía que íbamos a hacer algo grande.

Fuiste portada del segundo aniversario de nuestra publicación 'HOLA Fashion', ¿sigues viviendo con la misma ilusión la preparación de un editorial de moda que en tus comienzos?
Igual. Además, con '¡HOLA!' trabajo en familia, sabíamos que celebrábamos algo muy grande, como es el segundo aniversario de un proyecto muy bonito y, además, entre amigos, porque trabajar con una persona a la que admiro mucho y que es una gran persona, como Laura Ponte, y con Naty, no es trabajo, es otro regalo.

Tu vida al final está llena de regalos...
Pues sí, porque la vida es un regalo y tienes que hacerla tú bonita.

Cuentas con muchos seguidores en Instagram... ¿te han enganchado las redes sociales?
¡Soy un desastre! (risas). Soy relativamente nueva, llevo como un año. Me decía mi agente, tienes que tener redes sociales... además, yo las gestiono, cuelgo mis tweets y mis fotos. Es un trabajo, porque tengo muchos seguidores, pero algunos han formado casi parte de mi familia (risas). Son adorables, simpáticos, siempre me dicen cosas bonitas, cada uno puede opinar. Yo tolero todo, menos la mala educación y el insulto. Las redes están muy bien, llegas a mucha gente, te conocen de una forma más íntima. Pero hay muchas cosas que se dicen en las redes sociales que en un cara a cara no te dirían. No hay que perder la educación. Yo no pretendo gustar a nadie, es imposible gustar a todo el mundo, y no es mi objetivo. Te permiten conocer a la gente, y ver lo que opinan, y eso me gusta, pero a veces, me vuelven un poco loca (tengo que colgar esto, los filtros...). Es un mundo que desconocía. Me siento más cómoda en instragram porque mi profesión es imagen. Es una red social bonita, espontánea, amable. Pero también hay que saber disfrutar de las cosas. Un ejemplo: estaba en el concierto de los Rolling Stones y decía, 'o lo vives, o lo grabas'. A veces nos volvemos un poco locos, es un poco obsesivo. Pero la parte positiva es que he llegado a conocer gente que ya forma parte de mi día a día. Me han mandado incluso una bolsa de mermeladas caseras estupendas, de higo, que ha hecho una persona a la que he conocido a través de Instagram.

Más sobre

Read more