La esencia de Dalí, plasmada en un aroma

Con motivo de su centenario, llega al mercado 'Rubylips'

El 2004 es el año de uno de los mayores genios que ha dado el arte español, Salvador Dalí. Al cumplirse su centenario, son muchas las iniciativas que se van a poner en marcha para rendir homenaje al que fuera el máximo representante del surrealismo en nuestro país.

Así, las múltiples facetas y la inmensa creatividad de este genio serán exhibidas en diversas muestras, a lo largo de un recorrido por distintas ciudades del mundo, como Barcelona, San Petersburgo, Venecia o Madrid. Y como no podía ser de otra manera, también tendrá su huella un nuevo aroma de la gama de perfumes que lleva el nombre del artista catalán. Ha sido bautizado como Rubylips y recoge la iconografía de la boca -unos labios de un rojo intenso- que, para los surrealistas, se convirtió en un símbolo, por evocar la sensualidad hecha mujer.

De hecho, de la célebre boca de "La Afrodita", Dalí creó un broche, engarzado con rubíes y perlas montadas sobre oro de 24 quilates y que recibió, precisamente, el nombre que ha elegido el nuevo perfume, en el que se ha reinterpretado esa boca, o más exactamente el frasco reproduce cinco bocas.

Es ésta una fragancia vibrante, floral afrutada (entre sus notas, destacan, por ejemplo, la sidra, la grosella, el lirio de agua y la orquídea salvaje) y con un fondo intenso, almizclado y amaderado. La creación de este nuevo aroma no es sino la muestra de que el mundo del arte y el de los perfumes pueden estar vinculados. Ya en el año Gaudí se crearon dos fragancias que rindieron homenaje al arquitecto, y la firma Myrurgia ha estado siempre muy unida a las manifestaciones artísticas.

Más sobre