Tom Ford relanza los perfumes de Yves Saint Laurent

El diseñador, que está muy implicado en la división de belleza de la firma, lanzará una versión masculina de 'Rive Gauche'

Desde que llegó al grupo Gucci, Tom Ford ha intentado plasmar su particular sello en todas las creaciones de la firma, división de belleza incluida. Un ámbito que engloba, ni más ni menos, que los perfumes ya míticos de la marca Yves Saint Laurent.

Y el diseñador de Texas se ha implicado en este área desde el comienzo de su andadura como director creativo del grupo italiano del lujo. Así, ha dejado su huella en los nuevos aromas de la firma, como el perfume femenino Nu, la primera creación de Tom Ford para la firma Yves Saint Laurent o en M7, un aroma masculino cuya campaña de publicidad motivó un gran revuelo, pues aparecía la imagen de un provocador modelo en un desnudo frontal. Ya existían antecedentes, pues también fue él quien ideó el polémico anuncio de Opium, en el que aparecía Sophie Dahl desnuda.

Polémico, provocador, siempre en vanguardia... Tom Ford habló antes de presentar en París las propuestas masculinas de Yves Saint Laurent para la primavera-verano de 2004 de cómo está afrontando estos cambios en la división de perfumes de la prestigiosa casa francesa y, más ahora, cuando acaba de dar un nuevo aire a uno de los emblemas aromáticos de Yves Saint Laurent, el perfume Rive Gauche, que pronto tendrá su equivalente masculino.

"Quería esperar hasta que definiéramos el nuevo look de la mujer y el hombre YSL y de sus boutiques, antes de aproximarme a Rive Gauche. Es un aroma que siempre he amado", explicaba Ford a la prensa en París, sentado junto a Chantal Ross, presidenta de la división de belleza de Yves Saint Laurent, encargada de supervisar todos los aromas y líneas de belleza del grupo Gucci, que incluyen Gucci, Alexander McQueen, Stella McCartney, Zegna, Oscar de la Renta y Van Cleef & Arpels.

De nuevo las campañas de la versión masculina y femenina llaman la atención: fotografiados por Solve Sundsbo, aparecen la modelo Karen Elson, mostrando su pelo rojoy su piel de porcelana, en contraste con el anuncio para hombre, en el que aparece un caballero ligeranmente bronceado y con el pecho cubierto de vello, ambos con un teléfono en la mano.

"Cuando relanzamos Opium, pensamos en Sophie Dahl, gracias a su palidez. Esto no es sino una continuación de aquello. Para mí, Karen tiene una imagen muy urbana, y considero que Rive Gauche también lo es", explica.

Para elaborar el frasco del aroma masculino, Ford se ha inspirado en su equivalente para mujer y los cambios son realmente sutiles. "Tenían que parecer prácticamente idénticos". Así, el envase aparece en los mismos tonos clásicos: azul, plateado y negro, aunque el azul ha cambiado un poco de tono. Pequeños cambios para relanzar un clásico que apareció por primera vez en 1966 y cuya versión masculina comenzará a comercializarse en otoño. Ford ve esta renovación como una expresión de que los tiempos cambian. Y él es el encargado de que cambien en YSL.

Más sobre