Alexander McQueen lanza su primer perfume

La fragancia del controvertido diseñador se llama 'Kingdom'

La última obra del modisto británico Alexander Mcqueen no será un vestido, ni una levita, ni desfilará sobre una pasarela. Su creación más reciente se trata de algo mucho más etéreo, una fragancia.
De esta forma, el enfant terrible de la moda ha decidido ampliar la oferta de su marca personal con una línea de perfumería, caracterizada por los mismos contrastes que su ropa. Aunando fragilidad y fuerza, lo ultramoderno con el romanticismo gótico, ha concebido su primer perfume, Kingdom (reino en inglés).

Encerrada en un corazón de frío metal y cristal veneciano, la fragancia es una mezcla explosiva de notas amaderadas, especiadas y florales.
Con una salida fresca, gracias a la Mandarina de Sicilia y al Nerolí de Túnez, el aroma evoluciona a floral-especiado, con las esencias de rosa, jazmín y comino, y culmina en un fondo amaderado y sensual, a base de vainilla y mirra.

Según dice McQueen: "Esta fragancia es la historia del poder de las mujeres", y así lo ha escenificado en su campaña publicitaria, en la que no hay ninguna presencia masculina.
Además, el creador ha querido hacer un regalo a cada fémina que lo lleve, incluyendo un verso ('Pierce my heart again') en cada estuche del perfume. Con cada nuevo producto de la línea que salga al mercado, se desvalará un poco más del poema, compuesto por la norteamericana Jorie Graham e incluido en su libro Premio Pullitzer de 1996.

Más sobre