El perfume prohibido de Audrey

Hubert de Givenchy creó sólo para la mítica actriz L'Interdit, que ahora se relanza coincidiendo con el 50º aniversario de la firma

Algunos perfumes nacen rodeados de hermosas historias que contribuyen a convertirlos en auténticos mitos de la perfumería. La casa Givenchy también tiene su particular leyenda en torno a un aroma: L´interdit.

Originariamente, Hubert de Givenchy creó este perfume para una destinataria muy especial, sólo para ella... la bellísima Audrey Hepburn era la afortunada, la única que tenía el privilegio de deleitarse con ese perfume creado por el diseñador. Es conocida la profunda amistad que los unía, tanto, que ella se convirtió en musa del creador y en la gran embajadora de sus diseños en Estados Unidos, ya que solía utilizarla en todas sus películas.

Fue en 1957 cuando Hubert de Givenchy decidió comercializar esa fragancia y recibió entonces por parte de Audrey una escueta contestación: Mais c'est interdit! (Está prohibido). Finalmente, la fragancia se puso a la venta del público, y cogió su nombre de esa contundente frase pronunciada por la actriz, que finalmente aceptó que su perfume pudiera ser disfrutado también por otras mujeres apasionadas de los aromas.

L’Interdit se convirtió así en el primer eslabón de la cadena de fragancias femeninas de la casa Givenchy.

Y, ¿qué mejor momento para revivir esta bella historia que en una fecha señalada para la firma francesa? Precisamente este año se cumple el 50º aniversario de la casa (1952-2002), que ha querido relanzar y modernizar esta fragancia histórica. L’Interdit mantiene el espíritu que enamoró a Audrey, pero se ha adaptado a los gustos actuales, variando algunas notas que dan lugar a un aroma floral afrutado amaderado, que está a la venta en Francia y a través de la página web de la casa Givenchy. Una idea perfecta para sentirse Audrey, aunque sólo sea por unos minutos.

Más sobre